Massa

Cómo jugó la agenda energética en la remontada de Massa

El factor miedo a Milei por la quita de subsidios, suba de nafta, parálisis de la obra pública y privatización de YPF habría impactado en los resultados.

Estaba claro que el Gobierno iba a apelar al factor miedo en el tramo final de la campaña, pero nadie sabía la importancia que iba a tener la agenda energética. Según consideran fuentes del sector y del propio oficialismo, el temor a una eventual quita de subsidios, suba de nafta, parálisis de la obra pública y privatización de YPF fue clave para explicar parte de la remontada de Sergio Massa.

En la provincia de Buenos Aires, distrito que depende fuertemente de los subsidios energéticos y de transporte público, el candidato oficialista sumó casi once puntos porcentuales más que en las elecciones primarias, mientras que en CABA fueron unos nueve puntos.

En este caso, muchos analistas consideran que la estrategia de salir a mostrar a cuánto subiría el boleto de tren y colectivo si ganaran Milei o Bullrich y quitaran todos los subsidios, fue muy efectiva.

Con carteles que decían “tarifa trenes Massa $56,23”, “tarifa trenes Milei $1.100”, la unión ferroviaria salió a empapelar las estaciones de trenes más importantes del AMBA.

Por su parte, la secretaria de Energía, Flavia Royón, dijo que la nafta se duplicaría en una presidencia de Milei y que, en cambio, con Massa se seguiría con la política de subas progresivas de acuerdo al poder adquisitivo de la población.

Ya en la Patagonia, donde el candidato de Unión por la Patria sumó entre 10 y 12 puntos más que en las PASO, dirigentes regionales sostienen que las ideas de Milei de privatizar YPF y frenar la obra pública no fueron bien vistas por la mayoría de los gobiernos provinciales, que terminaron jugando a favor de Massa.

Por un lado, las provincias tienen acciones en YPF y potestad de influencia en la toma de decisiones de la empresa. Por el otro, la petrolera de mayoría estatal cumple un rol estratégico en muchos pueblos patagónicos que difícilmente pueda ser reemplazado por el accionar privado. En particular, en las cuencas convencionales maduras.

Respecto a las obras, muchos mandatarios provinciales consideran que la propuesta de obra privada del espacio liberal es impracticable y que, si no las comanda el Estado, los gasoductos y líneas de transmisión eléctrica que están en carpeta terminarán cajoneados.

Eso hizo que varias fuerzas políticas locales, como el MPN y Juntos Somos Río Negro, cierren acuerdos con el actual ministro de Economía nacional. Uno de ellos, que tuvo impacto directo entre la fuerza laboral petrolera, fue la reducción del impuesto a las ganancias.

En esta nota

Dejá tu comentario