Política

Aranguren se presentó en Tribunales para apelar su procesamiento

"No he cometido ningún delito en el ejercicio de la función pública", sostuvo el empresario y ex funcionario del gobierno de Macri.

El exministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, se presentó en los tribunales federales de Retiro para apelar el procesamiento dictado en su contra por supuestas negociaciones incompatibles con la función pública y reiteró que no cometió "delito alguno".

"Entendemos que la Cámara va a dejar sin efecto el procesamiento. No he cometido ningún delito en el ejercicio de la función pública", sostuvo el empresario y ex funcionario del gobierno de Mauricio Macri ante la prensa, luego de presentar la apelación en el juzgado federal de Luis Rodríguez.

Aranguren se notificó del procesamiento, del embargo fijado en su contra por 1.200.000 pesos y presentó la apelación junto a su defensa en la causa Shell. En esa investigación el ex funcionario fue procesado junto a la ex titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, por supuestos beneficios a la petrolera, de la que fue directivo y accionista, cuando ocupó la función pública.

"El juez no se apegó a derecho porque no presentó ninguna prueba de que yo me pude haber interesado en las operaciones que pudo haber tenido la empresa Shell mientras yo fui ministro", agregó Aranguren ante los periodistas acreditados en el edificio de Comodoro Py 2002.

El juez Rodríguez acusó a Aranguren por presuntas "negociaciones incompatibles" y a la ex titular de la OA por supuesto "encubrimiento"·

"Se ha demostrado, con el grado de certeza aquí exigido, que Juan José Aranguren en su calidad de Ministro de Energía y Minería se interesó en que la empresa Shell incrementara sus operaciones de importación de petróleo crudo y derivados, demorando los controles que le correspondían en razón a su cargo y determinando tardíamente la implementación de un registro que permitiera controlar esta situación", sostuvo el magistrado en el fallo que ahora revisará la Cámara Federal porteña.

En esta nota

Comentarios