litio

¿Se viene una ola estatizadora sobre el litio en Sudamérica?

El anuncio del presidente chileno, Gabriel Boric, sobre un mayor control estatal sobre el litio se perfila como la prueba más reciente para el nacionalismo de recursos en América Latina.

Por David Alire Garcia

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) - El discurso del presidente chileno, Gabriel Boric, la semana pasada para buscar un mayor control estatal sobre el litio se perfila como la prueba más reciente para el nacionalismo de recursos adoptado por la izquierda ascendente en América Latina, pero que ha resultado difícil de implementar en la práctica.

Si bien la propuesta del exlíder de la protesta estudiantil de otorgar al Estado una participación mayoritaria en proyectos estratégicos de litio enfrenta un camino incierto, su mero anuncio sacudió uno de los rincones más lucrativos de la industria minera.

El plan de Boric, de 37 años, también destaca la tensión regional de larga data entre el anhelo de los gobiernos por controlar sus codiciadas materias primas y ganancias futuras frente a su necesidad continua de capital y conocimientos del sector privado.

"En Chile, probablemente será el caso más significativo", dijo Carlos Pascual, alto ejecutivo de energía de IHS Markit, refiriéndose a otros esfuerzos regionales para ejercer un mayor control gubernamental sobre el mineral considerado clave para un futuro más verde y citando el rol de Chile en el mercado mundial de metales como mayor productor de cobre y segundo en litio.

"Esto se ve como una oportunidad para asegurar ingresos directos al Estado justo cuando muchos países decidieron tomar la decisión de nacionalizar el petróleo en una era diferente", agregó.

El año pasado, el par izquierdista de Boric en México, Andrés Manuel López Obrador, promulgó una nacionalización radical del litio y luego ordenó crear una nueva estatal, LitioMx, pese a que el país aún está lejos de vender su primer cargamento del metal ultraligero.

tag:reuters.com,2023:newsml_KBN2UY1QD
Foto de archivo del Presidente de Mexico, Andres Manuel Lopez Obrador, en un evento de firma de un decreto sobre la nacionalización del litio en Bacadehuachi, estado Sonora  Febr 18, 2023. Mexico
Foto de archivo del Presidente de Mexico, Andres Manuel Lopez Obrador, en un evento de firma de un decreto sobre la nacionalización del litio en Bacadehuachi, estado Sonora Febr 18, 2023. Mexico's

El litio tiene una gran demanda para baterías de futuras flotas de vehículos eléctricos en la transición global hacia la energía verde.

López Obrador, quien reverencia la histórica nacionalización del petróleo del país en 1938, justificó su política como su extensión lógica. Invocó los abusos del pasado a manos de los amos coloniales y los titanes corporativos más recientes, argumentando que solo el gobierno puede prevenir la explotación y garantizar una distribución amplia de los beneficios.

En todo el mundo, la nacionalización de petroleras en particular ha demostrado ser atractiva como un medio para sacar provecho de valiosas materias primas e impulsar el desarrollo, incluso cuando los mercados competitivos de productos básicos a menudo ven más producción e innovación.

Ilustrando los desafíos de comenzar desde cero, un funcionario mexicano conocedor de los planes del gobierno, restó importancia a la posibilidad de que la nueva minera estatal de litio pueda lograr la producción en el corto plazo, en lugar de promocionar una opción diferente.

"LitioMx pudiera impulsar la cadena de valor con litio importado", dijo el funcionario a Reuters.

Ante un pedido de comentario, un portavoz de la Secretaría de Energía de México enfatizó que LitioMx sigue enfocada en encontrar y extraer litio, y si bien podrían considerarse futuras importaciones, "es aún muy temprano para eso".

Como era de esperar, las mineras están menos que entusiasmadas con la inclinación estatista de López Obrador y Boric, quien enfatizó que, según su plan, los privados podrían asociarse con una firma estatal que aún no se ha creado, pero sólo como accionistas minoritarios.

"Es una apuesta valiente pedirle a un inversionista que prefiera un matrimonio incierto con una empresa estatal y una participación minoritaria arriesgando capital y tecnología en lugar de simplemente volar solo", dijo Armando Ortega, quien preside el comité ejecutivo de Baramin, mayor productor en México de barita, mineral usado en la extracción de petróleo.

Litio Formosa Petróleo.jpg

TENDENCIA ESTADÍSTICA

Se cree que Chile y sus vecinos Bolivia y Argentina tienen más de la mitad del litio extraíble del mundo en salares que normalmente emplean piscinas de evaporación para concentrar el metal, aunque también se desarrollan nuevas tecnologías.

El socialismo gobernante en Bolivia también ha insistido en que el Estado tome el asiento del conductor para desbloquear sus enormes pero sin explotar reservas, aunque cuenta con la ayuda de socios como el gigante chino de baterías CATL.

Perú, una potencia minera en cobre, podría haber seguido un enfoque similar al de Boric para impulsar su desarrollo de litio si el expresidente Pedro Castillo no hubiera sido depuesto a fines del año pasado.

El izquierdista Castillo obtuvo una estrecha victoria en 2021, comprometiéndose a nacionalizar el metal ultraligero junto con otros minerales, incluido el cobre, pero luego moderó su posición, dejando la promesa incumplida.

Iván Merino, quien fue el primer ministro de Energía y Minería de Castillo, dijo en una entrevista el lunes que, por ahora, Perú está observando desde un costado cómo la tendencia del nacionalismo de los recursos gana fuerza.

"Como ya se hace común, veremos pasar la historia sin participar en ella", afirmó.

Eso deja en la excepción de la tendencia a Argentina, como un destino latinoamericano cada vez más probable para el nuevo capital privado en litio.

"No tanto porque Argentina está haciendo los deberes, sino porque el vecindario anda muy convulsionado y el mundo está tirando muy fuerte de la demanda de litio", dijo Santiago Dondo, exviceministro de Minería.

Una sólida cartera de proyectos de litio en Argentina, el cuarto mayor productor mundial, ya está cerca de entrar en funcionamiento.

Dondo consideró que los cuatro partidos políticos de la principal coalición opositora al saliente presidente izquierdista Alberto Fernández votaron recientemente a favor de respaldar a la empresa privada como principal motor del sector antes de las elecciones de este año.

Señaló que el control local sobre la minería en tres provincias clave del noroeste de Argentina logró ayudar a frustrar cualquier movimiento hacia la nacionalización del litio a nivel nacional hace un par de años, lo que impulsó la confianza de los inversores.

Pero a Dondo aún le preocupa que el litio pueda ser eclipsado por otra tecnología de baterías.

"No sabemos cuántos años va a tener esta ventana de oportunidad gigante, porque cada vez son más rápidos los cambios en la transición energética", reflexionó.

En esta nota

Dejá tu comentario