petroleros

¿En qué instancia quedó la paritaria de los petroleros?

El sindicato mantiene reuniones con las operadoras por el 2020 para luego abrir la mesa del 2021. Los motivos por lo que todavía hay 800 petroleros stand by.

El dirigente petrolero Guillermo Pereyra señaló que el gremio mantiene las negociaciones con las empresas del sector para cerrar la paritaria del 2020, año en el que obtuvieron un 15% de incremento salarial pero que los sindicatos quieren un porcentaje cercano a la inflación del 40%. Este diálogo tuvo continuidad más allá de los cortes de ruta por 21 días que hubo en Neuquén por el conflicto del gobierno provincial con los autoconvocados de la salud.

El secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa remarcó en contacto con +e que mañana martes tendrán una audiencia con las cámaras empresariales. "Estamos en conciliación obligatoria, pero también en contacto con los que tienen poder de decisión en cada una de las compañías, independientemente de las audiencias en el Ministerio de Trabajo. Esta conciliación completamente el 12 de mayo", explicó.

"Pedimos cerrar el año 2020, después vamos a hablar de las paritarias del 2021 por las que ya tenemos algún tipo de avance, pero eso va a tener alguna novedad cuando lleguemos a ese momento", aclaró el referente de los petroleros privados. La discusión para concluir las negociaciones por el año pasado persisten e implica una recomposición para el bolsillo de los petroleros.

Justamente, el sector de los petroleros tendrá dificultades este mes luego de los piquetes que paralizaron a Vaca Muerta por tres semanas. Los cortes de ruta dejaron un tendal de pérdidas económicas que provocaron un perjuicio en particular a los trabajadores de toda la industria (petroleros, jerárquicos, UOCRA, camionero). Estos operarios van a cobrar sus salarios sin las remuneraciones variables, que es un componente de aproximadamente del 40% del recibo salarial.

Consultado por este medio, Pereyra dijo que a lo largo de la jornada de esta semana habrá novedades puesto que empiezan a cobrarse los sueldos. En el caso de las pymes, que manifestaron que tendrían problemas para abonar los salarios, el sindicalista aclaró que los pagos deben concretarse, más allá de que después tengan que negociar los contratos con las petroleras o prórrogas impositivas con el gobierno.

Pereyra reiteró su señalamiento a los sectores políticos que promocionaron "un accionar piquetero que tanto mal le hace a la provincia". En ese sentido, el sindicalista petrolero expresó: "El reclamo es legítimo, esto quiero apartarlo de la forma de los reclamos. Pero si cada vez que un sector tiene problemas sale a cortar la ruta sería un caos total. Acá hay responsables. Si se anarquiza el conflicto, se mezclan los intereses políticos".

Guillermo Pereyra - Neuquén 1.jpg

De acuerdo a Guillermo Pereyra, hay trabajadores del sector que cobrarán un 40% menos por el mes de abril, debido a los piquetes de 21 días. Perdieron la percepción de ítems variables por esos largos días de conflicto.

En total, la provincia tiene 45 equipos de torre, de los cuales unos 25 son perforadores. Después del 2020 y antes de los piquetes, la industria estaba cumpliendo el objetivo propuesto para el primer trimestre del año. "La actividad venía repuntando muy bien, pero ocurrió esto de los cortes de ruta, que fue un proceso tremendo. Así que ahora retomar, es una tarea difícil", expresó.

Al mismo tiempo, quedan unos 800 petroleros en stand by. Si bien el gremio acordó que a partir del 31 de marzo volverían todos a los yacimientos, lo cierto es que las empresas de perforación no están a pleno. Un caso es el de San Antonio Internacional, compañía que alcanzó un acuerdo con el sindicato para sostener 359 trabajadores en esta situación hasta que vayan obteniendo licitaciones y que las operadoras dentro del Plan Gas.Ar requieran más perforadores.

El caso Basualdo

Pereyra opinó que la polémica por Federico Basualdo, el funcionario de la Secretaría de Energía que quedó en medio de una interna del gobierno nacional, es grave desde lo institucional porque provoca un desgaste al presidente Alberto Fernández. "No ayuda en nada limar la gobernabilidad del Presidente de la Nación para que vengan inversiones", apuntó.

En esta nota

Comentarios