petróleo

Buques que transportan petróleo venezolano siguen en el mar

Están llevando al menos dos meses de producción de crudo del país caribeño y se encuentran por estos días estancados.

Los buques petroleros que transportan casi dos meses de producción de crudo de Venezuela están atrapados en el mar mientras las refinerías mundiales rehuyen del petróleo del país sudamericano para evitar caer en las sanciones de Estados Unidos, según informó Reuters siguiendo fuentes de la industria, documentos de PDVSA y datos de envío.

Washington está endureciendo las sanciones para reducir las exportaciones de petróleo de Venezuela y privar al gobierno del presidente Nicolás Maduro de su principal fuente de ingresos. Las exportaciones de la nación miembro de la OPEP están cerca de sus niveles más bajos en más de 70 años y la economía se ha derrumbado, mientras Maduro se ha aferrado al poder generando la frustración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Según datos de Refinitiv Eikon, al menos 16 petroleros que transportan 18,1 millones de barriles de petróleo venezolano están atrapados en aguas por todo el mundo, mientras compradores los evitan para evitar las sanciones. Eso equivale a casi dos meses de producción a la tasa de producción actual de Venezuela. Algunas de las embarcaciones han estado en el mar durante más de seis meses y han navegado a varios puertos pero no han podido descargar.

Según una fuente de envío, el costo de un barco que transporta petróleo venezolano es de al menos 30.000 dólares por día. "Este es nuestro tercer intento de encontrar un comprador", dijo un ejecutivo de una compañía petrolera registrada como cliente de PDVSA, que tomó una carga de crudo pesado en enero y no ha podido venderlo por la posibilidad de sanciones. La carga ha acumulado tarifas de estadía en África durante más de 120 días.

El MT Kelly, con bandera de Panamá, es uno de los barcos atrapados en el mar. Navegó a Turquía, ingresó al Mediterráneo solo para darse la vuelta, navegar de regreso a través del Estrecho de Gibraltar y alrededor de la costa de África, según los datos que consiguió Reuters.

La mayoría de los otros petroleros zarpan hacia Malasia, Singapur, Indonesia o Togo, donde generalmente transfieren su petróleo a otros buques en el mar, a veces ocultan su origen antes de enviarlos a un refinador. Seis de los buques anclados en Malasia son gestionados por Eurotankers Inc, con sede en Grecia, y han estado esperando hasta cuatro meses para descargar, según los datos de Eikon. Eurotankers no respondió a una solicitud de comentarios.

Libre Abordo de México, que junto con la firma relacionada Schlager Business Group alquiló tres de los cargamentos varados de acuerdo con los documentos de PDVSA, declinó hacer comentarios. Richeart International, con sede en Hong Kong, a cargo de otros cuatro envíos, tampoco pudo ser contactado para hacer comentarios.

La difícil situación de las exportaciones de Venezuela se produce cuando la mayoría de las naciones productoras de petróleo continúan luchando para asignar sus altos inventarios en un mercado sobre abastecido, lo que ha disminuido el apetito de muchos compradores por petróleo riesgoso como el crudo iraní y venezolano.

LEÉ MÁS

El cuadro de la OPEP para América Latina en la pospandemia

Exportaciones petroleras de Venezuela se desploman por suspensión de contratos navieros

En esta nota

Comentarios