petróleo

El cuadro de la OPEP para América Latina en la pospandemia

En su informe de este mes sobre el mercado petrolero, los países exportadores analizaron la situación de Brasil, Argentina y Guyana, entre otros gobiernos.

América Latina tendrá niveles de consumo de petróleo bajos durante la segunda mitad del año, aunque la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) pronostica una ligera mejora para el cuarto trimestre. Ese último tramo del año también mostrará las condiciones reales en las que se encontrará la economía de cada país, con datos concretos de consumo de combustibles. Esta es el análisis del impacto del COVID-19 en la región en la mirada del grupo de países exportadores.

“La demanda de petróleo en América Latina mostró una disminución en marzo de casi 400 mil barriles por día, un 11% interanual”, señala el reporte mundial de la OPEP. “La mayoría de los productos exhibieron un rendimiento débil, con la excepción del GLP, que creció marginalmente”, añade.

La OPEP destaca el caso de Brasil, un país con gran potencial de producción y exportación que incluso fue invitado a formar filas del cartel liderado por Arabia Saudita. El gobierno de Jair Bolsonaro fue parte del recorte de producción a nivel global de la OPEP+ (el grupo junto a países aliados como Rusia).

Según la OPEP, la empresa brasileña Petrobras debió cerrar 62 plataformas semisumergibles. “La producción del campo presal Lula se recuperó un millón de barriles por día en abril, mientras que la demás producción continuó disminuyendo”, explica.

La OPEP subraya la situación en la Argentina, donde el proyecto de Loma Campana, que opera YPF en Vaca Muerta, ha recortado buena parte de su producción. En abril, el grupo de países exportadores indica que la caída fue de 60 mil barriles por día en la comparación a marzo. Todas las compañías tuvieron que bajar el ritmo de producción para aliviar el sistema de transporte y almacenamiento, ajustándose al parate de la demanda por el aislamiento social.

“En términos de países, la demanda en la Argentina y Brasil disminuyó en más de 120 mil barriles, mientras que cayó en menor magnitud en Venezuela y Ecuador”, afirma el informe de la OPEP.

demanda-petroleo-opep.jpg

A la OPEP también le interesa la situación de Ecuador y Colombia como países con niveles de producción en alza en los últimos años. Dada la situación crítica de Venezuela, por las convulsiones políticas, la OPEP casi no lo menciona en su informe. Tampoco analiza a Perú, dados los fallidos proyectos de crudo en el mar (aunque es un gran productor de gas y GNL).

En otro tramo del reporte, el grupo de grandes exportadores analiza la situación de Guyana. Este pequeño país sudamericano dio un enorme salto al descubrir un yacimiento con enorme producción y de gran calidad. Toda una experiencia de cambio que por estos tiempos tiene que afrontar la dura realidad de una demanda deprimida a nivel mundial por la pandemia del nuevo coronavirus, incluida la de su principal comprador que es Estados Unidos.

“En Guyana, la producción de petróleo del proyecto Fase 1 de Liza, en el bloque Stabroek de aguas profundas ,ha disminuido en un 65% desde principios de mayo a 275 mil barriles por día, debido a problemas con los equipos de compresión, según el gobierno en Guyana”, destaca.

En esta nota

Comentarios