Neuquén

Una mirada optimista en medio de la tormenta económica

El círculo rojo del sector energético debatió sobre las oportunidades que tiene Vaca Muerta en un mundo revolucionado y su aporte para comenzar a estabilizar la macro.

El mundo empresarial que se congregó el jueves pasado en Neuquén en el encuentro Experiencia IDEA Energía reiteró su pedido de políticas de Estado para aprovechar la oportunidad de insertar a la Argentina en el escenario internacional como un proveedor confiable de energía, apalancada en los cuantiosos recursos de Vaca Muerta.

En un contexto de conmoción política tanto a nivel nacional por la abrupta suba del dólar, y local por el cambio de mando en la Gobernación neuquina, el encuentro que reunió a unas 200 personas entre altos directivos de compañías del sector energético, sindicalistas, consultores y funcionarios públicos, estuvo rodeado por un halo de optimismo.

El crecimiento productivo que viene demostrando Vaca Muerta, con un nuevo récord histórico de crudo en marzo (332 mil barriles diarios), y obras de infraestructura estratégicas en marcha, permite avizorar un horizonte esperanzado en el corto plazo, pese a la tormenta perfecta que se cierne sobre la macroeconomía.

“El sector energético es un jugador clave para la economía argentina y más en este contexto, pero es fundamental que el Estado tenga la misma claridad en el apoyo independientemente de los cambios de gobierno sin sesgos políticos partidarios”, afirmó el ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa, quien participó de forma virtual.

Más allá de la coyuntura, en el corto plazo las proyecciones indican que Vaca Muerta puede contribuir a la estabilidad de la macro a través de la generación de ingreso de dólares similar al del complejo agroexportador.

Daniel Gerold, director de G&G Energy Consultants, destacó que “hace muchísimos años que no tenemos una actividad tan importante en el sector, con la variedad de proyectos y con la importancia hacia el futuro. Este sector es importante. No salva la macro, pero ayuda un montón. Argentina va hacia un cambio estructural hacia el autoabastecimiento energético porque será un exportador neto de productos energéticos. Claramente va a revertir el talón de Aquiles para la economía argentina. El resto de la economía tiene que acompañar”.

Para que Vaca Muerta sea una de las patas que contribuya a la deseada estabilidad económica, será clave generar nuevos mercados, más allá de las fronteras regionales.

El impacto macroeconómico de la industria energética en la Argentina.JPG

Para ello son claves las obras de infraestructura que permitan evacuar la producción de petróleo y gas. En ese sentido, Massa adelantó que junto con la inauguración de la primera etapa del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner (GPNK), lanzará la licitación del segundo tramo. Esta vez se abrirá el juego a la inversión privada.

Massa puso el énfasis en cómo afecta al financiamiento de ese tipo de proyectos la discusión internacional acerca del rol del gas en la transición energética y en la agenda por la lucha contra el cambio climático.

“Hay una dualidad en los organismos multilaterales como el BID y el Banco Mundial que, con una mirada europeizante, no consideran al gas como combustible de la transición. En cambio organismos de nuestra región como la CAF (Banco de Desarrollo de América Latina) si lo ve así y decidió financiar con US$ 540 millones el reversa del Gasoducto del Norte”, explicó.

“La transición energética de Latinoamérica es distinta que la que tienen que llevar los países desarrollados que son de alguna manera los responsables del daño ambiental. La transición que vamos a defender es aquella en la que el rol del gas sea como energía del transición, porque es un recurso abundante y porque los que hicieron daño deben mitigar y los que no hicimos daño, tenemos que construir una agenda de adaptación”, dijo.

La oportunidad argentina comienza a aparecer en el radar internacional, sobre todo por la reconfiguración geopolítica que se precipitó tras la guerra entre Rusia y Ucrania. Bob Dudley, presidente de la Iniciativa Climática de Petróleo y Gas (OGCI, por su sigla en inglés) y ex presidente y director ejecutivo de BP, consideró que es “el comienzo de una década de inseguridad energética a nivel mundial que se va a caracterizar por la volatilidad de los precios

Dudley destacó la Argentina debe aprovechar la historia de su industria petrolera madura, el potencial de Vaca Muerta y las ventajas geográficas para exportar por el Atlántico y por el Pacífico hacia cualquier destino.

En esta nota

Dejá tu comentario