Minería

Cámara Minera: "El Estado rionegrino da señales"

El titular de CAMIR, Alberto Carlocchia, brindó su perspectiva sobre la actividad. Las fortalezas y debilidades de la industria en la región.

El desarrollo minero de Río Negro busca el protagonismo perdido y derrotar imagen negativa que la opinión pública tiene sobre la actividad. Al menos eso plantea quien preside la Cámara de Minería de Río Negro (CAMIR), Alberto Carlocchia, gerente de Relaciones Institucionales de Patagonia Gold en el proyecto Calcatreu, el yacimiento de oro más importante de la provincia. En el final de un año clave para la industria, con perspectivas en 2023, desglosa el futuro inmediato de la actividad.

¿Cómo imaginan un cambio de paradigma en el desarrollo minero de Río Negro?

La minería está involucrada desde siempre en la vida cotidiana de los rionegrinos. Nuestra bentonita posee una fuerza exportadora que coloca a Río Negro como la mayor productora del país. Algo similar sucede con el yeso, la diatomita, la piedra laja o las rocas. Sin olvidarse de las calizas, la arena y las diversas piedras. Y debemos resaltar que la minería metalífera, durante décadas, aportó el hierro de Sierra Grande. El futuro de la minería sigue siendo el potencial del presente con proyección de futuro. Tenemos una realidad que nos alienta a promover producción e inversiones que permitan mayores fuentes de trabajo y de una genuina generación de divisas para los rionegrinos y el país.

¿Qué posibilidades existen de que el Estado rionegrino se ponga al frente del desarrollo minero?

Entendemos que desde en el Estado existe una férrea vocación de desarrollar en forma integral de la actividad. Así lo demuestran y actúan. Es un Estado presente y proactivo que hace cumplir las normativas vigentes y cumple su rol de contralor. Además, debemos resaltar que en los últimos años han sumado presupuesto, tecnología y capacitación al personal técnico de las áreas de Minería y Medio Ambiente. Existe un permanente intercambio con las empresas e intentamos construir relaciones desde el consenso y el diálogo. El Estado rionegrino da señales de tener un rol protagónico y claro.

¿Hay perspectiva de que en el recambio de autoridades de gobierno exista un desarrollo de la actividad a gran escala?

Es cierto que cualquier actividad económica depende mucho de las políticas públicas, pero el desarrollo de la actividad minera debe transcender al recambio de autoridades de cualquier tipo. Más allá de ello, es cierto también que desconocemos quiénes pueden ser candidatos y por ende las propuestas que puedan tener para el sector. Nos parece muy prematuro aún, no obstante los principales exponentes de los partidos hablan a favor de la minería para contribuir al desarrollo económico de la matriz productiva. Siempre somos optimistas.

¿En qué situación se encuentran los proyectos Calcatreu, el de Cerro Choique, Ivan y La Luz?

El desarrollo de un proyecto minero tiene un devenir largo y muchas veces sinuoso, ligado a los avatares del mercado y, sin duda, de las políticas públicas. Son procesos de muy largo plazo que deben superar diferentes etapas de conocimiento del depósito y generación de confianza con su gente. Encierran a la vez mucho riesgo en su inversión. Son procesos complejos y que requieren de mucha estabilidad en todo sentido. Cada proyecto se encuentra en una etapa diferente. Tal vez el más avanzado sea Calcatreu que ya trabajó en su factibilidad técnico-económica-ambiental y que está trabajando firmemente en la consolidación y consenso con las comunidades de influencia que anhelan una oportunidad como esta que sin duda contribuirá al desarrollo local y crecimiento de su gente.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar