millones

Tarifas: las cuentas de Nación con más o menos subsidios

El gobierno llevó a la audiencia pública del gas diferentes escenarios de aportes del Estado y de los usuarios para mostrar la presión sobre el presupuesto.

La cuenta total del gas que consumirán los usuarios residenciales de todo el país en el 2021 sale 2054 millones de dólares. Se trata de unos 221.605 millones de pesos, de acuerdo con la información de la Secretaría de Energía de la Nación. Hoy el Estado asume el 60% del costo total para este segmento. Si se continuara de este modo, en 2021 se necesitarían unos 132.963 millones de pesos. Para eso, faltan unos $56.087 millones entre las partidas asignadas en el presupuesto a este rubro. Es parte de lo que comenzó a debatirse en la primera de las audiencias públicas para que los usuarios puedan fijar postura en torno a la tarifa.

Mantener inalterable ese tramo de los aportes nacionales implicaría una readecuación del costo del gas del 63%, con una variación tarifaria del 26% al 35% para marzo y julio, respectivamente.

Hay unos 900 millones de dólares, entre el gas residencial y el que necesitará la industria, que serán importaciones de gas natural licuado (GNL) y que formarán parte central de los fondos que necesita el país para hace esos pagos. Es de lo que más le duele al goberno, ya que se trata de girar dólares al exterior.

En las audiencias públicas que comenzaron a desarrollarse hoy el gobierno llevó a la discusión diferentes escenarios de aportes del Estado y de los usuarios residenciales.

En situación actual, de los u$s 3,91 por cada millón de BTU (MBTU) que representa el precio promedio ponderado del costo total del gas natural que abastece a la demanda prioritaria, el 60% o u$s 2,35 por MBTU lo absorbe con costo fiscal el Estado Nacional, y u$s 1,57 por MBTU, equivalente al 40%, lo pagan los usuarios.

Es el escenario que refleja el siguiente gráfico, que forma parte del informe técnico realizado para el debate por la Secretaría de Energía de la Nación.

captura-1.jpg

El siguiente gráfico presenta escenarios que consideran distintas porciones del costo total estimado del abastecimiento de la demanda prioritaria (usuarios residenciales) según las tome a su cargo el Estado Nacional y los usuarios. Las líneas punteadas muestran el contexto que afrontaría Argentina sin aumentos tarifarios este año. El gobierno planteó que se trata de una muestra a título informativo para hacer comprensible como fluctúa el escenario según la participación del Estado.

captura-4.jpg

Los recuadros punteados de los gráficos anteriores presentan la situación vigente promedio. En ese escenario, el Estado asume a su cargo el 60% del costo del abastecimiento de la demanda prioritaria. Es decir asumiría un costo de $ 132.963 millones sobre un total de $ 221.605 millones.

Esta situación implica una necesidad adicional de $ 56.087 millones, como se expresa más arriba. Cuando el Estado asume a su cargo entre el 40% y el 30% del costo, comienzan a generarse subejecuciones o sobrantes respecto a la partida presupuestaria vigente.

De acuerdo a lo que informó el gobierno nacional, cuando el Estado cancela un costo del orden del 35%, no se requieren partidas adicionales. Eso es compatible con un precio a pagar por los usuarios del orden de los 10,15 pesos por m3 de gas. En ese punto, el costo total de abastecimiento de la demanda prioritaria, estimado en $ 221.605 millones, se reparte entre $ 76.875 millones conforme a la pauta presupuestaria vigente y los restantes $ 144.729 millones a cargo de los usuarios.

En ese escenario el costo del gas se incrementaría un 63%, muy por encima del valor que se piensa que terminará convalidado el gobierno nacional.

En esta nota

Comentarios