millones

Petroleras europeas dejan atrás el peso de la pandemia

Total, Equinor, BP, Shell y Repsol informaron importantes ganancias en el primer trimestre del año por

Por Shadia Nasralla

LONDRES, (Reuters) - Las principales compañías energéticas de Europa se beneficiaron de un aumento en los precios del petróleo para informar hoy grandes aumentos en las ganancias del primer trimestre, dejando atrás lo peor de la caída de la demanda de combustible impulsada por la pandemia. El colapso de la demanda del año pasado obligó a BP, Royal Dutch Shell y Equinor a recortar sus dividendos y preservar efectivo mientras intentaban transformarse en empresas que pueden prosperar en un mundo bajo en carbono.

Ahora que los precios de referencia del petróleo están recuperándose desde un mínimo de abril de 2020 de 16 dólares por barril a unos 67 dólares este mes, la mayoría de las empresas logró impulsar las ganancias por encima de los niveles previos a la pandemia de coronavirus.

Las ganancias de BP en el primer trimestre de 2.600 millones de dólares superaron los 2.400 millones del mismo periodo de 2019 y en más de un 200% la de 2020.

La francesa Total reportó ganancias generales de 3.000 millones de dólares en los tres primeros meses de 2021, un 69% más que el año pasado y un 9% más que el primer trimestre de 2019.

SHELL-STRATEGY.jpeg
FOTO DE ARCHIVO: El logotipo de Royal Dutch Shell en una gasolinera de Sint-Pieters-Leeuw, Bélgica, 4 de abril de 2016. REUTERS/Yves Herman
FOTO DE ARCHIVO: El logotipo de Royal Dutch Shell en una gasolinera de Sint-Pieters-Leeuw, Bélgica, 4 de abril de 2016. REUTERS/Yves Herman

La noruega Equinor, por su parte, obtuvo unos beneficios en el primer trimestre de 5.500 millones de dólares, superando también su ganancia prepandemia de 4.200 millones de dólares.

Las utilidades de Shell en el primer trimestre subieron un 13% con respecto al año pasado, a 3.200 millones de dólares, aunque quedaron por debajo de los 5.300 millones de 2019.

No obstante, a pesar de la recuperación de las ganancias, los pagos aún estaban por debajo de los niveles anteriores a la pandemia, con la excepción de Total, que mantuvo sus dividendos estables.

La española Repsol registró un aumento del 5,4% en su beneficio neto ajustado del primer trimestre, hasta los 471 millones de euros, aunque fue un 24% inferior a los resultados de los tres primeros meses de 2019.

En esta nota

Comentarios