millones

Las importaciones de energía ya se llevaron u$s 6.600 millones

En el primer semestre del año las importaciones generaron un rojo de u$s2.648 millones en la balanza energética. Neuquén tuvo un aporte clave en producción y exportaciones de crudo y gas.

Las importaciones de energía se convirtieron en una de las principales vías de salida de divisas que hacen estragos sobre las escuálidas reservas del Banco Central y presionan sobre el tipo de cambio.

Según el informe de comercio exterior del INDEC, en el primer semestre del año las importaciones energéticas ascendieron a 6.609 millones de dólares, un 189,7 por ciento más que en el mismo período de 2021.

El grueso de ese gasto se produjo en junio pasado, con 1.953 millones de dólares, lo cual generó que la balanza comercial global de la Argentina diera números negativos por primera vez en un año y medio, con un déficit de 115 millones de dólares ese mes. La suba está relacionada con la compra de GNL para cubrir el pico de la demanda de gas durante el invierno.

Sólo en compras de cargamentos de GNL en junio se gastaron 662 millones de dólares. También se destinaron 198 millones para comprar gas de Bolivia, que llegó a enviar picos de más de 14 millones de m3 diarios. Además, unos 719 millones de dólares se destinaron a las importaciones de gasoil desde Estados Unidos, India, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Países Bajos, para atender la crisis por el fuerte crecimiento de la demanda interna -sobre todo del agro- y para la generación de energía eléctrica.

Si se miran los números del primer semestre, las importaciones totales de la Argentina ascendieron a 41.284 millones de dólares, un 44,3 por ciento más que los 28.599 millones del mismo periodo del año pasado. Las exportaciones, por su parte, crecieron 25,4 por ciento, con 44.377 millones de dólares.

La energía representó el 16% de las compras en el exterior en el semestre (u$s 6.609 millones), con tres grandes segmentos que explican la mayor parte de la sangría de dólares: se destinaron 2.670 millones de dólares a la importación de gasoil vs los 787 millones registrados en el primer semestre de 2022; 1.421 millones de dólares para los barcos de GNL (377 millones el año pasado); 735 millones de dólares por el gas de Bolivia (240 millones de dólares más que en 2022) y 915 millones de dólares a fueloil y gasolinas.

Por otro lado, hubo un crecimiento de las exportaciones energéticas, tanto en precios como en cantidad. En el primer semestre del año ingresaron divisas por 3.9621 millones de dólares, de las cuales 1.889 millones fueron por la venta de petróleo, un 161% más que los 724 millones de los primeros seis meses de 2021.

Con esos números, en el primer semestre del año el déficit de la balanza energética alcanzó los 2.648 millones de dólares, y se espera que para todo el año el rojo ascienda a los 5.500 millones de dólares, según estimaciones de la consultora Economía & Energía, que dirige Nicolás Arceo.

Se proyecta que durante todo 2022 las importaciones ascenderán a unos 13 mil millones de dólares y generarán un desequilibrio de 5.500 millones.

Este año, la Argentina, al igual que el resto del mundo, debió afrontar precios astronómicos del GNL y de los combustibles líquidos, por una combinación entre la recuperación de la economía global en la pospandemia y la guerra entre Ucrania y Rusia, una de las potencias productoras de petróleo y gas.

Enarsa contrató 41 cargamentos de GNL (14 para el barco regasificador de Bahía Blanca y 27 para el de Escobar), a un precio de entre 24 y 40 dólares el millón de BTU, hasta cinco veces más que los 8,33 dólares el MBTU, en promedio, que se pagó el año pasado.

Las compras de GNL contratadas hasta el momento costarán 2.884 millones de dólares, contra los 1.096 millones que se destinaron el año pasado por 56 buques.

Fuentes de la industria consultadas por +e indicaron que se están dando de baja buques de GNL ya contratados porque ahora sobra gas, ante la descoordinación entre el área energética del gobierno nacional y Cammesa, que compró más gasoil para generación del necesario para prevenirse de una posible escasez de energía.

De todas maneras, la puesta en marcha del Plan Gas evitó que la situación fuera aún más crítica al promover un notable incremento de la producción, que llevó a un récord histórico de 90,2 millones de m3 diarios para Neuquén, la provincia gasífera por excelencia.

En el acumulado del primer semestre de 2022, la producción de gas neuquino se incrementó un 26,6%, y saturó la capacidad de transporte hacia los grandes centros urbanos del país.

El crecimiento de Vaca Muerta empujó la producción total de gas en la Argentina hasta los 139 millones de metros cúbicos por día en junio, un 10% más en comparación al mismo mes del año pasado.

“Hay algo que a menudo se olvida: estamos comprando 40 a 45 cargamentos de GNL cuando en 2014-2015 se compraban más de 100. Es decir, Vaca Muerta es una realidad incontrastable. Por eso, hoy el problema no es de cantidad sino de precios”, subrayo a +e Juan José Carbajales, ex subsecretario de Hidrocarburos de la Nación.

Durante el mes pasado se llegó a utilizar hasta 47 millones de m3 por día de gas importado para cubrir los picos de consumo, es decir el 25% de la demanda doméstica.

Reservas

El presidente del Banco Central (BCRA), Miguel Pesce, estimó que en septiembre el país volverá a tener superávit comercial porque bajarán las comroas energéticas al exterior. Indicó que en agosto ascenderían a u$s 1.600 millones”, aunque confía en que “ese número va a ser menor”.

Pesce calculó que en septiembre mermarán a “u$s 900 millones o menos” aunque aclaró que las estimaciones siempre son más altas “por cobertura” y, por tanto, “es posible que sean menos porque hay recursos que se adquirieron y no se utilizaron”.

Vaca Muerta generó U$S 915 millones

Este año, Vaca Muerta juega un rol clave para evitar un rojo mayor en la balanza comercial energética de la Argentina. El incremento de la producción de petróleo y gas no sólo permite abastecer mejor al mercado interno sino que también es una importante fuente de ingreso de divisas, que ya generó 915,3 millones de dólares.

En el primer semestre del año, las exportaciones de crudo neuquino crecieron un 222 por ciento con respecto al mismo periodo de 2021 y generaron el ingreso de 796,8 millones de dólares al venderse un total de 8,19 millones barriles al exterior.

Por su parte, las exportaciones de gas provincial por 626 MMm3, generaron el ingreso de 118,5 millones de dólares.

En esta nota

Comentarios