México

México impulsa la fabricación de vehículos eléctricos

En conversaciones con las principales automotrices, México aseguró darles todas las facilidades que pueda para fabricar automoviles eléctricos.

México se está preparando para construir varios centros de fabricación de vehículos eléctricos en todo el país, dijo a Reuters el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y está en conversaciones con algunas de las principales automotrices del mundo.

El impacto de la pandemia y los dos años de caos en las cadenas de suministros están coincidiendo con un cambio de tecnología fundamental en la industria que se produce una vez en un siglo, a medida que los vehículos de combustión dan paso a los eléctricos.

Ebrard afirmó que México está dispuesto a aprovechar el cambio mundial hacia los vehículos eléctricos.

El país latinoamericano quiere "atraer a todas (las automotrices) que podamos", dijo Ebrard a Reuters, añadiendo que empresas como BMW, Audi, General Motors, Fiat Chrysler y Tesla habían expresado su interés en producir en el país.

"Les vamos a dar todas las facilidades que podamos", agregó el canciller.

A fines del año pasado, un funcionario de la cancillería mexicana aseguró a Reuters que su equipo se había reunido con todas las armadoras y firmas de autopartes presentes en México y había invitado a las productoras de autos eléctricos, como Tesla, a que se asienten en el país.

Los esfuerzos del gobierno mexicano se producen en medio de informaciones de que la firma de Elon Musk está intentando construir una planta en México y BMW está invirtiendo 800 millones de euros (866 millones de dólares) en el centro del país para producir baterías de litio coches eléctricos.

"La industria automotriz en México, en relación a Estados Unidos, tiene muchísimos más incentivos hoy", explicó Ebrard, señalando su geografía, la infraestructura existente y la carga fiscal.

De regreso de un viaje a un parque solar en construcción en el estado fronterizo Sonora, Ebrard afirmó que México está centrado en garantizar que cuenta con las condiciones adecuadas para convencer a las empresas extranjeras de que inviertan.

"Les interesa más el suministro de energía limpia garantizado, tener agua, tener el personal que necesitan. Facilitar las líneas de transmisión de energía eléctrica", dijo el canciller mexicano.

Los ecologistas han criticado al presidente Andrés Manuel López Obrador por aplicar una política energética nacionalista que ha dado prioridad a la empresa estatal CFE y a sus centrales eléctricas altamente contaminantes. La política también ha resonado en Canadá y Estados Unidos, quienes iniciaron el año pasado un proceso de consultas, bajo el marco del tratado de libre comercio de Norteamérica, TMEC.

En esta nota

Dejá tu comentario