Máximo

China continúa racha alcista, oro toca máximo de nueve años

Divisas relacionadas con el comercio y las materias primas también reaccionaban a las ganancias chinas. El dólar neozelandés tocó su nivel máximo desde enero.

Las acciones europeas subían de nuevo el jueves tras una bache de dos días, mientras los mercados chinos proseguían con su carga alcista y algo entre el miedo y la avaricia impulsaba al oro hasta un máximo de nueve años.

Las acciones chinas se apuntaron su mayor racha ganadora en dos años y el yuan se fortaleció por encima de las 7 unidades por dólar durante la noche -su máximo en cuatro meses-, pese a la creciente tensión sobre Hong Kong y la incertidumbre económica causada por el COVID-19.

El índice de papeles destacados de Shenzhen cerró su octava sesión consecutiva de avances, sumando un 1,5% adicional a su alza del 16% en lo que va de mes y empujando a Europa en la dirección correcta tras algo de dudas por unos desalentadores datos alemanes.

El apetito por el riesgo se veía impulsado también por la depreciación del dólar, que tocó un mínimo de un mes ante el euro, de tres semanas frente a la libra esterlina y de cuatro meses comparado con el franco suizo.

Esto dio luz verde, asimismo, a los mercados emergentes. El índice de monedas de MSCI para estos países operaba en un máximo de un mes.

Divisas relacionadas con el comercio y las materias primas también reaccionaban a las ganancias chinas. El dólar neozelandés tocó su cota más elevada desde enero y su par australiano operaba en máximos de un mes.

El índice más amplio de MSCI de acciones de Asia-Pacífico excluyendo Japón trepaba un 0,8%, a un máximo de 20 semanas.

Aunque los precios industriales de China cayeron por quinto mes consecutivo en junio, se observaron señales de recuperación que sugieren que la lenta mejora económica sigue intacta.

Por su parte, las exportaciones alemanas se recuperaron menos de lo previsto en mayo, ya que la demanda siguió floja pese al levantamiento de los cierres en vastas partes de Europa.

Alan Ruskin, estratega jefe internacional de Deutsche Bank, dijo que el yuan disfrutaba de la "combinación perfecta" de política monetaria ajustada, ventaja en el rendimiento y demanda de acciones.

En cualquier caso, su avance ignoraba la creciente presión de Occidente por el aumento del control de Pekín sobre Hong Kong, el alza de casos de coronavirus en Estados Unidos y el nuevo confinamiento de 5 millones de personas en Melbourne.

Los bonos del Tesoro estadounidense no estaban siendo vendidos, ni activos seguros como el oro o el yen. El rendimiento de las notas referenciales a 10 años <us10yt=rr> seguía bajo presión al 0,6545% y el oro <xau=> operaba a 1.810,73 dólares la onza.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar