ley

"El proyecto de Ley de Inversiones Hidrocarburíferas está pensado solo para algunos"

Mendoza y Río Negro coincidieron en la necesidad de incorporar beneficios para los yacimientos maduros en la nueva ley.

El proyecto de ley de promoción a las inversiones en la industria hidrocarburífera fue un tema de análisis en el marco de una conferencia de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina (AmCham) y el Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG). Allí expusieron Emilio Guiñazú Fader, asesor a cargo de la Subsecretaría de Energía y Minería de Mendoza, y Cristian Skou, secretario de Hidrocarburos de Río Negro.

Ambos funcionarios analizaron algunos de los puntos que se conocen de la iniciativa oficial, que lleva un año y medio de idas y venidas, y fijaron su postura frente a los objetivos de la medida.

“Las provincias estamos trabajando en conjunto, ya que la labor que promovió Neuquén dentro de la OFEPHI ha consolidado una posición en común. Desde Nación nos llamaron para exponernos, en términos generales, cuáles eran los objetivos de la ley y algunos de los aspectos tácticos de la normativa, acerca de cómo se pretendían lograr esos objetivos”, explicó Guiñazú.

Según detalló el extitular del organismo energético de Mendoza, la medida busca promover la explotación de hidrocarburos y generar herramientas efectivas para reducir el riesgo de las empresas que invierten en el país. “Todos coincidimos con los lineamientos de la medida. Por lo que nosotros conocemos en base a lo comentado por la autoridades de la Secretaría de Energía, ya que aún no tenemos una copia, la ley contiene algunas propuestas tácticas que resultan interesantes para favorecer a la industria”, sostuvo.

Sin embargo, el asesor de la cartera provincial advirtió: “Desde el punto de vista de Mendoza, detectamos que la nueva ley está dirigida a favorecer a aquellas cuencas que cuentan con capacidades de exportación, que por un lado está bien ya que Argentina necesita aumentar el ingreso de dólares, pero en términos de planificación energética y reducción de riesgos, hemos sugerido algunos cambios”.

Emilio Guiñazu.jpg

“Planteamos la necesidad de buscar un desarrollo armónico, que permita brindar mayor competitividad y tranquilidad a los yacimientos que exportan y que están rodeados de problemas. La ley tiene que prever la forma de armonizar el desarrollo tanto de los bloques no convencionales como el de los convencionales, que todavía tienen mucho que ofrecer, y también, la normativa debe atender la situación de toda la economía que es traccionada por el sector hidrocarburífero”, afirmó.

“Los objetivos de la ley son buenos, pero es necesario armonizar el desarrollo en todos los yacimientos para evitar tener conflictos que atenten contra las mismas metas propuestas”, agregó el exfuncionario mendocino.

A su turno, Skou coincidió con las definiciones propuestas por Guiñazú y señaló: ”Quiero dar un ejemplo respecto a lo que puede suceder con los yacimientos maduros: las empresas chicas van a vender únicamente en el mercado nacional, y no van a poder exportar. Entonces, si no van a poder exportar, no van a gozar de los beneficios de la ley”.

“En alguna medida, al proyecto del Gobierno le hace falta una vuelta de rosca más, ya que está pensado solo para algunos, y no para todos”, concluyó la autoridad de Río Negro durante su exposición.

En la misma sintonía estuvo la provincia de Chubut. Los representantes de la industria en ese distrito enviaron un documento al gobierno de Alberto Fernández donde pidieron ser incluidos dentro de la discusión en la elaboración de este nuevo marco. “Consideramos que el proyecto debe contemplar tanto el plan de inversiones plurianuales que se viene desarrollando, como la fijación de reglas claras para quienes proyectan nuevas inversiones”, señalaba aquel escrito.

En esta nota

Comentarios