inversiones

YPF invitó a los bonistas remanentes a sumarse al canje

La petrolera reconoció el apoyo del Steer Co Bondholder Group a las ofertas que hizo días atrás.

YPF invitó a los tenedores elegibles remanentes del canje de bonos de su reestructuración de deuda a sumase como una forma de preservar el valor de sus inversiones.

El pronunciamiento de la petrolera llega en un día en el que un segmento de los bonitas manifestó públicamente su respaldo a la oferta que les hizo la compañía, de la que destacaron su receptividad para introducir los cambios propuestos por los inversores.

En simultáneo, otro grupo de inversores compuesto por unos 15 fondos de inversiones, entres lo que se destacan Blackrock, manifestaron su posición en contra y realizaron una contrapropuesta.

Tras ese escenario, YPF se pronunció al respecto y fijó su postura de que la mejor forma de preservar sus inversiones para los bonistas es sumarse a la operatoria que ya propuso y fue respaldada.

En un comunicado que emitió para inversores al que accedió +e, manifestó que "desde el momento del lanzamiento de esta operación, el 7 de enero de 2021, la compañía mantuvo conversaciones de buena fe con los participantes del mercado, incorporando las críticas constructivas mediante la enmienda de sus ofertas hasta el límite permitido por las regulaciones aplicables y teniendo en cuenta sus limitaciones financieras".

Sostuvo que "la propuesta de la compañía aborda todas las restricciones para honrar en su totalidad los montos de capital adeudados al vencimiento de las obligaciones negociables 2021 en términos que protegen el valor de las inversiones de los tenedores".

La petrolera sostuvo que "una transacción exitosa será beneficiosa para los tenedores participantes de todas las obligaciones negociables de YPF, ya que superará las limitaciones que surgen de las regulaciones cambiarias aplicables y dejará espacio para el despliegue de inversiones de capital".

Parte de eso será su esquema de inversiones, que ya les hizo conocer a los bonistas: espera invertir unos 2100 millones de dólares en su upstream (producción y exploración), unos 1300 de ellos en Vaca Muerta; otros 800 millones de dólares en el segmento convencional, además de unos 600 millones de dólares en el upstream (combustibles y refinación). Todo esto es parte de su esquema con el que busca obtener los recursos que le permitan responder ante los acreedores, en el actual contexto de restricciones para el acceso a dólares en el país.

En ese contexto, "la compañía alienta a todos los tenedores a considerar cuidadosamente los términos del Canje de deuda y a participar de las transacciones".

En esta nota

Comentarios