inversiones

"Nuestra expectativa es retomar la senda previa a la pandemia"

El ministro Alejandro Monteiro indicó que se aspira a la recuperación de Vaca Muerta. Más allá del COVID-19, se necesitan condiciones para las inversiones.

La caída de las inversiones petroleras comenzaron con el DNU 566 que congeló el precio del barril en el gobierno de Mauricio Macri. Así lo remarcó el ministro de Energía de Neuquén, Alejandro Monteiro, en una nueva conferencia en el ciclo que organiza la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Argentina (AmCham) y el Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG).

Las inversiones iban a alcanzar los u$s 6.000 millones en Neuquén en 2020. "Una decisión como ese decreto rompió la confianza y la inversión proyectada, que prácticamente se redujo a la mitad. Y eso previo a la pandemia y las medidas de aislamiento", expresó el funcionario del gobierno de Omar Gutiérrez. "Con ciertas condiciones, las empresas iban a avanzar con otros proyectos", añadió.

En ese contexto, recordó la curva de aprendizaje en el segmento de los no convencionales que permitió la diversificación de las inversiones con el surgimiento de Vista Oil & Gas en Bajada del Palo, Shell apuntando a fortalecer tres bloques y ExxonMobil que iba a entrar en etapa de desarrollo masivo con Bajo del Choique-La Invernada. Además de otras iniciativas como La Calera, que opera Pluspetrol.

Monteiro compartió panel junto a Elizabeth Urbanas, subsecretaria adjunta para Asia y las Américas del Departamento de Energía de Estados Unidos, y Martín Cerdá, el Ministro de Hidrocarburos de la provincia de Chubut. Los funcionarios expusieron las apuestas a las inversiones para abastecer sus mercados internos, apuntar a las exportaciones y los recursos que se requieren para lograr esos objetivos.

"El escenario pospandemia va a ser un mercado más competitivo, por lo que se requiere que todos los actores de la industria vamos a tener que comprometernos para hacer mejor las cosas y lograr que los capitales con las inversiones lleguen", planteó el ministro. La propuesta del ministro neuquino consiste en que las variaciones del precio del petróleo se ajusten a la producción, pero siguiendo el objetivo del impacto mínimo en los consumidores.

Además, en un contexto donde Vaca Muerta empieza a exportar crudo, se requerirá de un marco que garantice competitividad frente a los rivales en el mundo. "Se charla con el gobierno nacional en un mecanismo estabilizador para que los cambios que tengan las variables como precio internacional del crudo y del tipo de cambio no afecten al precio que se remunera a la producción y pueda fluctuar el precio en surtidor", explicó el ministro de Energía neuquino.

"El Esquema del Gas es necesario porque la proyección es que si no se reacivan las inversiones, la producción va a ser menor y vamos a tener que importar más"

Con respecto al gas, consideró que la contractualización de la demanda prioritaria de gas que se plasma en el nuevo Esquema del Gas 2020/2024 brindaría previsibilidad a los inversores. En el gobierno neuquino esperan a la asunción de Darío Martínez como nuevo titular de la Secretaría de Energía de la Nación para que los convoque a las siguientes reuniones por el plan de estímulos para el gas, que se mantiene en suspenso por estos cambios en la cartera.

De acuerdo a Monteiro, las condiciones para el desarrollo de Vaca Muerta implican un esquema de reglas a largo plazo que brinde previsibilidad sobre las variables que influyen en los precios del sector. En ese sentido destacó la reducción de los derechos de exportación, la devolución anticipada del IVA, generar mecanismos de permisos de exportación en firme y la libre disponibilidad de divisas.

El otro factor que restringe a Neuquén es la infraestructura en transporte de producción. "Sería importante retomar la discusión de un nuevo gasoducto, viendo en el mediano plazo la posibilidad de autoabastecimiento", afirmó.

"Más allá de la dinámica actual, nuestra expectativa es que retomar la senda previa a la pandemia llevaría entre 12 y 18 meses. El combustible aéreo, que significa el 20% de la demanda, es un sector que está parado. Tenemos pozos no conectados, por lo que es posible demorar la actividad. Sin embargo, relanzar los proyectos de hace un año va a llevar un poco más de tiempo, asociado a cómo avanza la emergencia sanitaria y las condiciones para el desarrollo de las inversiones", dijo el ministro.

En esta nota

Comentarios