Inversión

Crece la inversión en el shale de EE.UU

La tasa de reinversión de los productores estadounidenses de petróleo no convencional alcanzó su nivel más alto en tres años.

La tasa de reinversión -relación entre el gasto de capital y el flujo de caja de operaciones (CFO)- de los productores estadounidenses de petróleo no convencional alcanzó su nivel más alto en tres años en el segundo trimestre de 2023, pero la trayectoria reciente no durará, según una investigación de Rystad Energy.

El análisis se centró en un grupo de 18 empresas públicas, excluidas las grandes, que representaron el 40% de la producción de shale oil de EE.UU. en 2022. La tasa de reinversión del grupo fue del 72% en el segundo trimestre del año, frente al 58% del primer trimestre y la más alta desde el 150% del segundo trimestre de 2020.

En años pasados, dichas tasas solían superar el 100% y servían como indicador de la voluntad de la industria de gastar libremente para aumentar con rapidez los volúmenes, factor clave de las primeras etapas de la revolución del shale. Sin embargo, en la era actual de disciplina de capital, las empresas públicas priorizan el valor para los accionistas y actúan con cautela ante una estrategia de inversión entusiasta.

Como resultado, la tasa de reinversión solo cuenta una parte de la historia. La inflación elevó los costos de perforación y terminación, y contribuyó a un aumento del gasto de capital, mientras los débiles precios del petróleo están frenando el flujo de caja.

El gasto de capital de las petroleras públicas en EE.UU. aumentó durante 10 trimestres consecutivos, alcanzando los u$s 9700 millones en el último trimestre, frente a los u$s 7800 millones del mismo período en 2022. En tanto, el CFO del grupo cayó a 13.500 millones, continuando su baja desde el tercer trimestre de 2022, cuando tuvo un máximo de 24.600 millones, casi al mismo tiempo que los precios del petróleo se dispararon tras la invasión rusa a Ucrania.

Sin embargo, Rystad espera que esta tendencia se revierta a fin de año. A medida que la inflación disminuya y los precios mundiales del petróleo suban debido a la actual escasez de oferta, la tasa de reinversión decrecería. La mayoría de los operadores gastaron más de el 50% de sus presupuestos en los dos primeros trimestres, y varios solo tuvieron el 45% o menos para invertir. Y la orientación de la dirección sobre las llamadas de resultados sugiere que la deflación de costes en todos los ámbitos es inminente.

“A medida que las presiones inflacionarias bajen en los próximos trimestres y el precio del petróleo levante, este repunte será una anomalía a corto plazo y no un cambio de estrategia”, afirmó Matthew Bernstein, analista senior de upstream de Rystad Energy.

En esta nota

Dejá tu comentario