GNC

El GNC argentino, en crecimiento estancado

Webinar. Las autoridades de la Cámara de Expendedores de Gas Natural Comprimido contaron en una conferencia virtual la historia del sector y cuáles son los desafíos en un combustible clave para los objetivos de descarbonización.

Las autoridades de la Cámara de Expendedores de Gas Natural Comprimido (CeGNC) analizaron la situación actual por la que atraviesa la industria en nuestro país y advirtieron por las consecuencias generadas en el sector tras la llegada de la pandemia de coronavirus.

A comienzos de agosto, Pedro González, vicepresidente de la CeGNC, y Fernando Romain, director ejecutivo de la entidad, formaron parte del webinar "El GNC 37 años después", organizado por el Mercado Electrónico de Gas (MEGSA). Durante la jornada virtual, los representantes de la Cámara realizaron un recorrido por la historia del combustible en Argentina y brindaron detalles acerca de las estadísticas más importantes de la actividad.

“Nos falta que a las instituciones y al gobierno de turno les interese realmente descontaminar y favorecer el uso del GNC. Tenemos la estructura, tenemos estaciones de servicio por todo el país y nos falta simplemente que exista la cantidad de vehículos necesaria para que el parque automovilístico crezca”, detalló González. “Es un presente difícil, y a pesar de que siempre tenemos expectativas, de alguna manera, no es un futuro demasiado alentador si realmente las cosa no cambian”, sostuvo el titular de la CeGNC.

Las primeras tres bocas de expendio de GNC, pertenecientes a la firmas Gas del Estado y a YPF, fueron inauguradas en los años 1984 y 1985. Hacía unos años, en 1977, Loma La Lata cambiaba las perspectivas del país en materia de producción de gas natural. Ese bloque productor, que a la fecha sigue siendo importante y un emblema en la Cuenca Neuquina, llevó al gobierno nacional y a los inversores a pensar en el impulso y promoción de la producción de gas en el país.

Históricamente, el hito más relevante en los comienzos del combustible en Argentina fue producido en el 2007, cuando el país se ubicó en el primer puesto del ranking mundial debido a la cantidad de vehículos impulsados con GNC. Para ese entonces, la nación contaba con el 21.7% del total del parque automotor convertido.

Con el paso de los años y tras el desarrollo de la industria, en la actualidad, el país cuenta con un total de 2022 estaciones de carga de GNC, alrededor de 1.750.000 vehículos que conforman su planta y aproximadamente 1400 talleres de instalación de equipos de conversión. Asimismo, la actividad está conformada por 50.000 puestos de trabajo directos y es el sostén de la subsistencia económica de casi siete millones de personas que utilizan el combustible para el desempeño de sus tareas laborales.

Al momento, el monto de las inversiones realizadas por el sector privado para impulsar el crecimiento de la industria del GNC representan un total de 5000 millones de dólares, derivados en su totalidad del capital de pymes nacionales.

Bajo estas definiciones, agregó: “El tema del no crecimiento que hemos tenido durante toda la existencia de la industria del GNC siempre ha estado relacionado con la falta de publicidad y con la falta de apoyo estatal. En cambio, en algunos países de Europa, por una cuestión de la contaminación, se considera que, más allá de lo nuevo que viene con los vehículos eléctricos, el GNC es la alternativa más viable para disminuir la problemática en este momento”.

Respecto al estancamiento registrado en los últimos años en el sector, González sostuvo: “En lugares como España, los vehículos salen de fábrica con el equipo de GNC instalado directamente. Creo que eso es algo que nos falta a nosotros, el poder comprar el auto ya equipado totalmente”.

Estación GNC.jpg

> Loma La Lata, donde empezó todo

El nacimiento del GNC en el país tuvo sus inicios en el año 1977, con el descubrimiento del yacimiento neuquino Loma La Lata. El recorrido siguió años más tarde, donde, entre 1980 y 1983, se puso en producción el primer pozo y la Secretaría de Energía de la Nación junto a la Asociación de Gas Argentino (AGA) decidieron impulsar el gas natural como carburante alternativo para el uso vehicular. En este contexto, las primeras tres bocas de expendio de GNC, pertenecientes a la firmas Gas del Estado y a YPF, fueron inauguradas en los años 1984 y 1985.

Loma La Lata - Gas 1.jpg

> Pandemia, el gran golpe para el sector

Pese a los datos positivos que viene alcanzado el GNC en toda su historia en al Argentina, Pedro González, vicepresidente de la CeGNG, advirtió que el sector “está viviendo una situación bastante compleja”. Uno de los principales golpes se los dio la pandemia del COVID-19. “Esta última etapa de pandemia ha significado un deterioro en todas las cadenas productivas y de comercialización de distintos rubros, y nosotros no estamos ajenos a ello”, señaló el referente de los empresarios del gas natural comprimido.

En esta nota

Comentarios