gas

¿Qué es el Plan Gas y por qué el país lo puso en marcha?

Hay cinco claves que permiten entender un programa que busca garantizar el abastecimiento y sacarle presión al dólar.

El secretario de Energía, Darío Martínez, le confirmó días atrás a +e que busca iniciar con el nuevo incentivo a la producción de gas, el Plan Gas.Ar, en diciembre próximo. De hecho, lo primero que intentó fue ponerlo en marcha en noviembre. Como se sabe, las demoras en el proceso administrativo de firma, impusieron que el nuevo programa estímulo para la producción se postergara algunos días.

Martínez buscará licitar un bloque de 70 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/d) de producción en la primera semana de diciembre. Esa licitación, según dijo, regirá para los próximos cuatro años. Será el punto inicial del nuevo esquema de precios que funcionará como parámetro para saber si ese valor impulsa nuevas inversiones.

¿Por qué el gobierno corre una carrera contrarreloj?

Tal como lo viene informando +e, hay una suerte de carrera contra la declinación de los pozos de gas en todo el país. Por las características geológicas de las áreas productoras, se da un proceso de caída de la producción qué es natural y ocurre en todos los bloques del mundo. La falta de inversiones en los dos últimos años en este segmento de la producción agravó ese cuadro. De este modo, no se pudo compensar con nuevos pozos la disminución natural en los volúmenes de rendimiento de todos los yacimientos.

¿Por qué importar más gas es el peor escenario económico?

El peor escenario sería que Argentina tuviera que ir a comprar más gas al exterior. Porque implica girar dólares fuera del país. Con el nuevo plan, Argentina no dejará de comprar gas a otros países productores. Por caso, tiene un contrato vigente con Bolivia y al mismo tiempo compra gas natural licuado (GNL) que llega por barcos desde otras latitudes. El objetivo es evitar que esos volúmenes importados sean menores y ocupar esa cuota del mercado con producción propia. Esto tiene un fundamento que va al centro de los problemas económicos del país: la escasez de dólares. Si Argentina sube sus importaciones del sector utilizaría dólares, con el creciente impacto económico.

¿Cuál es el rol del Estado y qué aporte hace?

El Plan Gas.Ar implica que el Estado Argentino disponga de partidas presupuestarias para pagar parte de ese gas. ¿Cómo se hará? A través de la tarifa. Por lo que se sabe, el gobierno nacional hará un aporte a los sectores residenciales y empresarios con más problemas económicos o que considere clave ayudar. Como el precio del gas, por cuestiones vinculadas a la demanda interna y por el mercado, se derrumbó en los dos últimos años, hace falta incentivar ese valor. Así el aporte estatal será para que las empresas reciban un mayor precio por el gas que producen. Esto, desde la visión del Estado, impulsará que haya más inversiones y más gas disponible en el mercado interno. Al mismo tiempo, permitirá reactivar parte del sector en medio de una de las peores crisis de la historia petrolera. Hay miles de empleados que todavía permanecen en sus casas a la espera de retomar sus tareas en yacimientos de todo el país.

¿Cómo se comercializará ese gas?

Hay un total de 70 millones de metros cúbicos diarios de producción que se licitarán a través de un mecanismo de subastas. Quienes ofrezcan el precio más bajo, tendrán la prioridad de venta por un determinado volumen de su producción. Son tres cuencas productoras las que en el actual escenario van a comercializar su gas: la Cuenca Neuquina, que tiene asignados 47,2 MMm3/d, más otros 20 MMm3/de de la Cuenca Austral y otros 2,8MMm3/d de la Cuenca del Noroeste (NOA). Si una de las Cuencas no puede garantizar un volumen de terminado, puede ser reemplazado por producción de otra. El menor precio por la producción que proponga una determinada empresa, también establecerá el orden de acceso para el caso de que haya excedentes que se puedan exportar en firme. El plan define que se podrán exportar hasta 11 MMm3/d si tal situación se da.

¿Por cuánto tiempo se pone en marcha el Plan Gas.Ar?

Estará vigente durante cuatro años a partir de diciembre. Con todo, de acuerdo al decreto 892/20 de necesidad y urgencia, el Estado, llegado el caso, podría extenderlo. Esas son las condiciones para los proyectos que no se encuentran en las cuencas marítimas. Para los proyectos offshore, por los mayores plazos de recuperación de las inversiones, y la características de perforar en el mar, el plazo será de ocho años.

En esta nota

Comentarios