gas

Piden un Plan Gas a la medida del nuevo gasoducto

El programa de incentivo a la producción de gas finaliza en 2024 y las empresas quieren un nuevo plan que contemple el Gasoducto Néstor Kirchner.

Los gasoductos están saturados y esto es una barrera para la producción de Vaca Muerta. Las compañías piden “pisar el acelerador” con el gasoducto Néstor Kirchner para aprovechar el potencial de la roca madre de la Cuenca Neuquina. Es que la pospandemia y la guerra entre Ucrania y Rusia dispararon el precio de los hidrocarburos y Vaca Muerta se encuentra con una nueva oportunidad para competir en el mundo.

Los proyectos en Neuquén para llenar con producción ese gasoducto están en marcha y piden pista. Fortín de Piedra de Tecpetrol (shale gas) o El Mangrullo de Pampa Energía (tight gas), pero también la gran producción de YPF o los proyectos de TotalEnergies, toman más valor en este contexto.

“El mundo va a necesitar más gas. Europa quiere diversificarse como consumidor. Argentina, con Vaca Muerta, tiene la posibilidad de hacerlo. Tenemos la roca, tenemos los recursos, tenemos el know how”, apuntó Ricardo Markous, CEO de Tecpetrol, en una charla para colaboradores de la compañía y universitarios sobre el rol del país en el actual escenario internacional.

Las compañías clave de la industria piensan en una nueva licitación del Plan Gas.Ar, dado que el actual programa termina en 2024, fecha para la que ya estaría listo el gasoducto Tratayén-Salliqueló. Esta propuesta no está fuera del radar del gobierno nacional. El secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, informó en abril que se evaluaba una nueva ronda licitatoria que tuviera en cuenta factores como los avances de las obras.

tecpetrol fortin de piedra (2).jpg

“El gas no convencional es fantástico y estábamos viendo cómo se nos pasaba el tren en materia de ser exportadores en gas natural, pero con todo lo ha pasado, nos vuelve a tocar la oportunidad de pensar en proyectos como exportación de GNL y de seguir integrándonos, regionalmente, para poder desarrollar el gas natural”, sostuvo Rodolfo Freyre, vicepresidente de Gas, Energía y Desarrollo de Negocios de Pan American Energy (PAE), en un evento organizado por Ámbito Financiero.

Las posibilidades que tiene Vaca Muerta se explican a partir del Plan Gas.Ar. Las compañías coinciden en que el programa fue un éxito, pero se muestran preocupadas por la finalización de los contratos en el corto plazo. “Hoy estamos con los gasoductos saturados y eso marca el éxito del programa. Fue un plan integral porque incluyó el sur, el offshore y las otras cuencas. También dio viabilidad el tema de exportaciones y permitió que la producción creciera muchísimo”, subrayó Freyre, y aseguró que es fundamental que el Gobierno comience a trabajar en el rediseño de lo que será el 2024 en adelante.

“No es que uno empieza a producir de un día al otro. Es un proceso que lleva tiempo, que implica planificar los pozos y demás actividades. Faltan dos años, pareciera que falta mucho, pero en realidad no es tanto. Es un buen momento para empezar a pensar como relanzamos el programa para el 2024”, destacó.

Para Freyre, el nuevo Plan Gas.Ar debe contemplar la construcción del gasoducto Néstor Kirchner para aprovechar al máximo los recursos de Vaca Muerta. “Si el gasoducto nuevo está listo para el año que viene, tenemos que pensar cómo lo vamos a llenar. Si se arma un Plan Gas para el gasoducto o si se arma un plan integral. Es oportuno que se dé en este momento, para que quienes producimos el gas natural podamos tener un plan o una hoja de ruta que nos permita tener un horizonte”, aseveró.

YPF comparte la postura de PAE: el Plan Gas.Ar fue un éxito, pero es necesario renovarlo y acelerar con el ducto de Vaca Muerta. “Sabemos que el Plan Gas fue una muy buena decisión. El año pasado tuvimos un crecimiento que duplicó la producción que teníamos a finales de 2020. En pocos meses tuvimos un crecimiento muy rápido”, afirmó Luciano Monti, gerente de Planeamiento y Desarrollo en la VP Upstream No Convencional de YPF.

Loma Campana - YPF - Equipo.jpg

“En 2024 se debe relicitar y habrá que renovar esos contratos que hoy están vigentes. Vaca Muerta ya mostró los dientes y hay compañías que tienen una muy buena producción, por lo que habrá una oferta interesante en lo que respecta al gas. Las compañías están esperando el gasoducto para poder llenarlo y el Plan Gas ayudará a completar esa tarea”, determinó Monti.

Pampa Energía es otro jugador fuerte en el mercado gasífero. La compañía aumentó un 33% su producción de gas con un promedio diario de 8,9 millones de metros cúbicos. Para cumplir con el Plan Gas, la empresa del empresario Marcelo Mindlin aceleró obras en El Mangrullo con un plan de 20 nuevos pozos y la construcción de una planta de tratamiento de gas.

Las necesidades energéticas de Argentina y de generación de divisas convierten a la oportunidad de Vaca Muerta en una obligación de desarrollo. Las condiciones de previsibilidad y de contratos a mediano o largo plazo, como fija el Plan Gas, son claves para el aprovechamiento real de los recursos guardados en la roca madre.

En esta nota

Comentarios