gas

El gas de Vaca Muerta no compensa la caída del convencional

El declino del gas a nivel nacional está acelerándose y falta inversión en exploración. El shale repunta pero tiene problemas con la infraestructura de transporte.

El declino del gas convencional empieza a convertirse en un gran problema para las necesidades de abastecimiento de la Argentina. Pese a los volúmenes récord de Vaca Muerta con su shale gas, y la suma de otras formaciones con tight gas, la acelerada caída a nivel nacional de la producción gasífera está provocando un efecto de sábana corta para el suministro de gas en el país.

La producción de gas a nivel nacional en julio fue de 130,7 millones de metros cúbicos por día, un 9,4% menos que en igual mes del 2019. En aquel momento, la producción alcanzó los 144,4 MMm3/d, todo un récord que no se alcanzaba desde 2006. "El convencional viene bajando tendencialmente hace más de 15 años producto de la madurez de los yacimientos y su declino", definió Julián Rojo, economista del Instituto Argentino de la Energía "General Mosconi", consultado por +e.

Los pozos perforados en los primeros siete meses del 2021 alcanzó los 351, El nivel más bajo de los últimos diez años exceptuando la crisis del 2020 por la pandemia y las medidas de cuarentena total. "La inversión en exploración es muy baja y, por lo tanto, la producción indefectiblemente va a seguir en declino. Dicho de otra manera: si no explorás y no perforás, en algún momento la producción va a caer", apuntó Rojo.

El gas convencional, que significa el 56,5% del total, tuvo una reducción en julio del 8% interanual y del 0,1% en relación al mes anterior. Y si bien Vaca Muerta está aportando niveles récord de producción de petróleo, los proyectos de shale gas y tight gas están mostrando signos de reducción anuales que necesitan una solución, en particular con la infraestructura de transporte.

De acuerdo al informe del IAE Mosconi "la producción de gas no convencional aumentó 17,3% interanual debido a un incremento en el shale y tight del 28% y 2,4% interanual respectivamente". Pero al observar la producción acumulada en doce meses del shale gas, que ya es el 25% del total nacional, hay una disminución del 4,5%. Y el tight (el 18,3% de la producción total) disminuye 11.6% anual

"De esta manera, la producción de gas natural no convencional acumulada durante doce meses representó el 43,5% del total y presentó una caída del 7,6% acumulada respecto a igual periodo anterior", indica el reporte.

Pozos Perforados _ ene-jul 2021.jpg

El 75% de la producción de gas natural (Convencional + Tight) declina 8,5% anual. "En la formación Vaca Muerta, Tecpetrol redujo su producción anual 4,6% mientras que la producción de YPF fue 16,4% acumulada anual menor. Por otra parte, Total mantiene prácticamente invariante su producción en Vaca Muerta durante los últimos doce meses con una reducción de sólo 0,3% acumulada anual", subraya el informe del IAE.

> Vaca Muerta representa el 26,2% del total del gas producido en el país en 2021. Las tres operadoras importantes son Tecpetrol, YPF y TotalEnergies.

La producción de gas en la Argentina apenas crece para abastecer a la demanda local, por lo que el gobierno nacional aplicó un dispositivo para importar gas de gran importancia. El precio promedio de importación del GNL, detalla el informe del IAE con datos de IEASA, fue de u$s 8,33 por millón de BTU en 2021, mientras que para 2020 había sido de u$s 2,96 por MMbtu.

"El gas importado por gasoductos de Bolivia (y marginalmente de Chile) tuvo un precio de importación de u$s 5.92 MMBTU para el mes de julio de 2021. Esto representa un precio 12% mayor al del mes anterior y 49% superior al de igual mes del año 2020. Este precio es 69% más alto que el precio del gas local", señala el apartado sobre importaciones del informe de tendencias energéticas del IAE.

En esta nota

Comentarios