gas

El gas de Neuquén sostiene el faltante en el país

En enero, la provincia tocó el récord luego de 10 años con una producción de 80,7 MMm³/d. Es un 30% más que el mismo mes de 2021. La cifra está cerca del récord absoluto en 2004. Mientras, el país intenta juntar dólares para pagar el GNL invernal.

Neuquén se ha convertido en una suerte de garante de la producción de gas en la Argentina, en este contexto donde el gobierno de Alberto Fernández aseguró en estos últimos días que no faltará fluido en invierno, ante la suba de precios del GNL, ante la demanda de cinco meses de alto consumo para la industria.

La portavoz de la Presidencia de la Nación, Gabriela Cerruti, afirmó que “no va a faltar gas en invierno” y detalló que, frente al aumento de producción en Vaca Muerta, este año la Argentina tendrá que importar “bastante menos”. “El Gobierno puede garantizar que no va a faltar gas en invierno”, indicó Cerruti, quien advirtió por el contexto internacional, al señalar que la guerra entre Rusia y Ucrania afecta tanto en el abastecimiento como en los precios de los hidrocarburos.

Es que una buena parte de ese gas se extrae de las entrañas de Vaca Muerta y la provincia contribuye con el 62% del gas que se produce en el país. La estadística está en notable crecimiento en los últimos tiempos por la aceleración de la perforación y de yacimientos estrellas, como el de Fortín de Piedra de Tecpetrol, que produce ente 15 y 18 millones de metros cúbicos de gas por día (MMm³/d).

Hace apenas cuatro años, con el boom del shale, Neuquén aportaba al país poco más del 52% del gas de la Argentina y hoy la provincia es una suerte de paraguas donde pese al crecimiento de la producción, sin Vaca Muerta el escenario podría ser mucho peor para este invierno.

Por dar un número, enero de 2020 marcó el récord de la producción bruta de gas en 10 años en la provincia de Neuquén. Se extrajeron 80,7 MMm³/d una cifra que fue un 30% superior al mismo mes del año anterior, cuando la producción gasífera neuquina se ubicó en 62,1 MMm³/d.

El dato indica que en la pospandemia, la recuperación del shale, y sobre todo el gas (través de los incentivos del Plan Gas del 2021) dieron resultados en la cantidad de pozos que se pusieron en producción. De más está decir que el plateau al que llegó Fortín de Piedra, refleja poco más del 20% de la producción del gas de Neuquén en un solo yacimiento. Hay verdaderos pozos en ese área que se han convertido en casi en “una leyenda” en términos de producción inicial. Los números reflejan una producción bruta porque luego de pasar por el procesamiento de filtros hay perdidas de volúmenes, y esa diferencia es la que se inyecta de manera directa a los gasoductos.

Un poco de archivo

Neuquén tuvo también mermas muy grandes de producción, antes del descubrimiento de Vaca Muerta en materia de gas. Por ejemplo, en febrero de 2013, la producción tocó los 48,1 MMm³/d por debajo de los 50, un dato que encendió la alarma en ese momento. Por ese entonces, se comenzaba una cruzada con la producción de pozos de tight gas, que dieron buenos resultados para iniciar un camino de recuperación de la producción que llevó al menos hasta el 2016.

La historia de la producción de gas en Neuquén y el sostenimiento de la producción argentina tiene larga historia. En junio de 2004 se llegó al pico de producción gasífera en el país y en Neuquén, de acuerdo a los datos que tiene el Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG); la producción neuquina de 85,3 MMm³/d durante ese mes invernal. En todo ese año, la producción fluctuó ente 82 y 84 MMm³/d en todos los meses, lo que hizo de 2004 el año donde se tocó el récord de producción a nivel país. En ese momento, Neuquén producía el 56% del gas argentino.

En parte, ese récord productivo del momento, donde todavía estaba muy lejos la campaña del shale gas, estuvo motorizado, por el buen rendimiento de un yacimiento gasífero emblemático en la provincia, como Loma La Lata (comprendía también el área Sierra Barrosa) en Añelo y Puesto Hernández en Rincón de los Sauces.

De a poco la provincia , a través de la técnicas de ramas horizontales y mayor producción inicial en los pozos, comenzó una nueva carrera productiva que en enero tocó un récord, esta vez de la mano de Vaca Muerta. Es cierto que aún las compañías buscan incentivos, pero la perforación no se detiene y Neuquén va camino a convertirse en la provincia que aporta 7 de cada 10 m³ del país.

Los cálculos y el GNL

El presidente Alberto Fernández aseguró que se busca garantizar el suministro de gas en el invierno, cuando el país debe afrontar costosas importaciones de gas natural licuado (GNL) para hacer frente al pico de demanda estacional. El año pasado el Estado gastó 1.100 millones de dólares para comprar los cargamentos que se regasifican en las terminales de Escobar y Bahía Blanca, a un precio promedio de 8,33 dólares el millón de BTU. Para 2022 se esperaba que esa cifra se triplicara, ya que el escenario de precios esperados previos a la guerra rondaba entre 20 y 25 dólares el MBTU. Sin embargo, el conflicto en Ucrania con la invasón de Rusia disparó aún más los precios del GNL, que en la actualidad superan los 33 dólares.

En esta nota

Comentarios