fondo

¿En qué se gastará el fondo de Vaca Muerta?

Diputados neuquinos de la comisión de Hidrocarburos opinan sobre el destino de los $250 millones del fondo ancicíclico al mejor estilo de los países europeos.

Hay una teoría económica que habla de la maldición de los recursos naturales, como si estar sentado arriba de una mina de oro o un pozo petrolero fuese un verdadero problema más. La teoría habla de la diferencia de rentabilidad que hay entre la economía petrolera y el resto, algo que puede conducir a la monoproducción absoluta, donde las demás actividades o se integran a la economía o desaparecen.

Con esa línea, la provincia de Neuquén aprobó un fondo anticíclico, al estilo de los mejores países desarrollados de Europa (aunque el resultado del uso estará por verse) por unos 250 millones de pesos al mes, que se extraerán de las regalías del gas y petróleo, hoy de las entrañas de Vaca Muerta.

El fondo destinará parte de sus regalías petroleras para hacer frente a las crisis y emergencias y financiar proyectos que diversifiquen la matriz productiva de la provincia. El Fondo de Estabilización y Desarrollo del Neuquén (FEDEN), sancionado el año pasado por la Legislatura, recibirá a partir del año próximo unos 250 millones de pesos por mes provenientes del 50% de las regalías hidrocarburíferas que genere la producción exportada de petróleo y de gas natural. En ese sentido cuatro diputados provinciales que integran la comisión de Hidrocarburos de la Legislatura provincial dieron su opinión a +e sobre el destino de esos dinero públicos, en un contexto donde a la provincia nada le sobra, después de una pandemia y con una ansia de recuperación global.

> Espíritu: Ahorrar en época de “vacas gordas” como en el primer mundo

Leticia Esteves (Juntos por el Cambio). La propuesta de mi proyecto de fondo anti cíclico (la ley es la unificación de muchos proyectos) tenía un enfoque exclusivamente fiscal. Es esto de “guardar en las épocas de vacas gordas, para tener recursos ahorrados para épocas de vacas flacas”. Como hacen los países que tienen responsabilidad fiscal cuando tienen recursos no renovables como el petróleo y gas. Respecto del subfondo, hay un Consejo de Administración que evalúa en qué se invierte y se debe agregar al presupuesto. No está determinado de antemano. Cada año lo debe determinar ese organismo y debe ser aprobado por presupuesto. Por eso no es tan sencillo decir en qué se debe gastar el fondo anticlíclico. Lo más importante es el espíritu del fondo del proyecto. Si este fondo se hubiera creado hace 15 años, no habría sido necesario endeudarse al ritmo que lo hizo el Estado provincial, ni se hubiera necesitado no actualizar sueldos el año pasado. Hay q ue pensar en el largo plazo teniendo en cuenta que los recursos no son renovables.

> Reparto: El dilema de las ganancias petrolera frente a la inversión social

Andrés Blanco (Frente de Izquierda). En su momento rechazamos el fondo anticíclico porque son recursos que en vez de ir al presupuesto general van a rescatar a empresas privadas. El problema más profundo es que seguimos discutiendo el reparto de las migajas, mientras la parte del león se la llevan las petroleras. En nuestro país tenemos regalías de las más bajas del mundo. A las empresas las llenan de subsidios todos los años. En eso no hay grieta. Solo el año pasado las premiaron con el barril criollo, el Plan Gas y la reducción de las retenciones. El fondo es un vuelto. Está por tratarse una nueva Ley de Hidrocarburos, que les va a permitir llevarse los dólares al exterior como si nada. Buscamos estatizar la industria bajo control de trabajadores, profesionales y comunidades, para iniciar una transición energética urgente. En el corto plazo, una propuesta de emergencia que hemos planteado el año pasado fue crear un impuesto especial a la producción hidrocarburífera, destinado a un plan de obras que construya viviendas y genere trabajo genuino sin impacto ambiental.

> Objeto: Un fondo definido para proteger el interés del estado

Liliana Murisi (Movimiento Popular Neuquino). La ley de creación del Fondo de Estabilización y Desarrollo (FEDEN), Nº 3269, en su artículo 20º, define en qué activos o instrumentos financieros se puede invertir el dinero del fondo. En principio, la inversión debe ser segura y diversificada. Esto significa que no se puede invertir todo en un mismo activo, sino en una cartera de instrumentos de distinto rendimiento, pero con un riesgo bajo o moderado. Por otro lado, se establece que los activos financieros pueden ser tanto locales como internacionales, es decir que el fondo puede operar en el mercado tanto local como extranjero. Algo para mencionar, es que los recursos del fondo no pueden invertirse en activos financieros emitidos por el sector público provincial o municipal, o por el agente financiero (BPN). Con lo cual, la ley asegura que los recursos del fondo no se utilicen para financiar al sector público provincial. Por otro lado, la inversión que se haga en activos financieros emitidos por el sector público nacional no puede superar el 30% de la cartera del Fondo.

> Desarrollo: Una inversión en empleo joven y tecnologías

Sergio Fernández Novoa (Frente de Todos). El FEDEN crea dos subfondos, uno fue pensado para el desarrollo estratégico de la provincia. En los debates en la Legislatura hablamos de financiar proyectos y obras de logística, de conectividad y orientados a la ciencia, la innovación tecnológica, las energías limpias, la producción primaria y su cadena de valor. Después de la crisis que generó la pandemia en el mundo, no solo en el país y la provincia, es importante que estos primeros fondos estén dirigidos a las pymes que se vieron muy afectadas, y que quedaron marginadas por atraso tecnológico y conectividad, tanto en el sector turístico como productivo. En principio, se debe utilizar para generar una red que otorgue créditos blandos a Empresas Estratégicas para que inviertan en proyectos productivos basados en la aplicación de nuevas tecnologías; de esta manera se generará empleo calificado, y se podrá potenciar a las economías regionales del Neuquén. Parte del fondo puede invertirse en la capacitación y el desarrollo de profesionales en nuevas tecnologías.

En esta nota

Comentarios