electromovilidad

Neuquén ya cuenta con la red de recarga más amplia del país

Dos cuestiones fueron fundamentales para poder avanzar con los corredores para autos eléctricos: la estrategia de buscar una vinculación con Chile y el aporte de donaciones de equipos de parte de empresas privadas.

Neuquén suma hitos en materia de electromovilidad: así como a mediados de 2019 la ciudad de Neuquén se convirtió en la primera del país que eximió de pagar patente a los vehículos eléctricos, ya cuenta con la red de recarga más amplia a nivel nacional y también es la primera provincia que se conecta con Chile.

En efecto, en el marco de lo que denominó “Plan Integral de Desarrollo de la Electromovilidad”, la Agencia de Promoción y Desarrollo de Inversiones del Neuquén (ADI-NQN) está cerca de completar la serie de estaciones de recarga para autos eléctricos, que conforman cuatro circuitos que fueron proyectos en la segunda mitad del año pasado.

“Tenemos doce ciudades con los cargadores ya listos. Se trata de una red de baja potencia, que son los que se conocen como de recarga domiciliaria y demoran entre 5 y 6 horas en cargar los vehículos, por eso la mayoría de esos equipos están instalados en hoteles, para que los conductores puedan esperar ese tiempo que demanda el proceso”, explica a +e el coordinador del área Proyectos Especiales de ADI-NQN, Hipólito Salvatori. “Con esto pretendemos dar un impulso. A futuro, estamos planteando una red de recarga semi-rápida, pero eso implica el uso de equipos más caros que además para instalar tienen otra complejidad”, agrega.

De acuerdo con el representante de la Agencia, dos cuestiones fueron fundamentales para poder avanzar con los corredores. Por un lado, la estrategia de buscar una vinculación con Chile, que cuenta con un mercado de vehículos eléctricos mucho más extendido y desarrollado.

“La cercanía con Chile hay que aprovecharla; están muy avanzados y hasta se han planteado como objetivo -y están a punto de cumplirlo- de que el transporte público sea 100% eléctrico en 2025”, señala Salvatori. “El corredor turístico de los lagos es muy visitado por los chilenos. La primera idea fue darle un lugar más en donde se pueda movilizar la persona que tiene un auto eléctrico en Chile y de esa manera ir contagiando a los locales, pero bueno cuando ven los precios de los autos las expectativas se van atrasando”, apunta.

electromovilidad neuquén - 1.jpg

Por otra parte, según Salvatori, fue muy importante el aporte de donaciones de parte de empresas privadas para poder “concretar rápidamente las etapas planificadas y también amplificarlas”. “Como todavía no hay mercado local, como provincia no podemos salir a afrontarlo, además parte de los neuquinos no veían con buenos ojos que se invierta en iniciativas de este tipo habiendo otros problemas más urgentes”, analiza.

A medida que la iniciativa fue tomando relevancia, la ADI-NQN logró conseguir más donaciones de cargadores. “Toda la red de recarga que llevamos instalada y parte que nos queda pendiente instalar se hizo con donaciones de empresas. De hecho, participan por primera vez empresas que son competidoras en un mismo proyecto. Sin el apoyo del sector privado, no había forma de arrancar con esto”, asevera y evalúa que “un privado no iba a instalar un cargador de autos como proyecto de negocio porque simplemente no hay autos, y del mismo modo, nadie se va a comprar un auto eléctrico porque no hay una amplia red de recargas. Es por eso por lo que el Estado en estas situaciones tiene que estar presente y desarrollar al comienzo”.

Hacia adelante, desde la Agencia la mayor expectativa está puesta en que se apruebe la ley provincial de electromovilidad, que anunció el gobernador Omar Gutiérrez en marzo durante la apertura de las sesiones ordinarias. “Se está tratando en las comisiones legislativas. Tiene bastante consenso, esperamos que pueda salir este año”, aspira Salvatori. “A nivel nacional, se está preparando una ley con objetivos de mucho más largo plazo”, estima.

El Corredor de los Lagos busca tener su propia normativa de transporte. (Federico Soto)

En paralelo, aguardan que se reglamente la micromovilidad. “Con la pandemia se instaló mucho la micromovilidad y no hay una normativa vigente que la regule. Nos falta que el Estado logre acompañar estos procesos”, afirma. Tanto en Japón, China, Alemania, Reino Unido, España, como también en los vecinos países de Chile, Brasil y recientemente Uruguay, fue el Estado el que lideró el desarrollo y promovió la expansión de vehículos eléctricos. Incluso en Estados Unidos fue Joe Biden al asumir quien decidió reemplazar por coches eléctricos la flota de vehículos oficiales -unos 645.000 unidades civiles y militares-.

A decir de Salvatori, el corredor de los lagos -que era el primer circuito- fue completado según lo que se había previsto e incluso ampliado. “Le agregamos Neuquén y Piedra del Águila. Después se planteó la posibilidad de extenderlo más, sumamos Vaca Muerta y agregamos Añelo y Cutral Co. Luego, hicimos Caviahue y Copahue, y llegamos hasta Chos Malal, y en el proyecto de energía solar que estamos empezando a construir vamos a instalar el primer cargador de autos eléctricos que se va a abastecer con energía renovable”, anticipa.

En cuanto a la convivencia del nuevo paradigma energético con los generadores de energía convencionales, el especialista ejemplifica que las empresas que más apoyan a la electromovilidad son las petroleras. “Estamos trabajando en un acuerdo con YPF porque ellos están pensando en hacer una suplantación de flotas. En general, son los que más están interesados en estos nuevos desarrollos porque quieren ser parte también de lo que se viene. Están viendo otros mercados y advierten que esto es una realidad”, remarca.

“Se está dando una transición bastante ordenada. Tampoco va a ser posible un cambio abrupto porque no hay una red de infraestructura desarrollada, pero no es una competencia. Va a ser paulatina; eso sí, se va a terminar dando, no hay vueltas”, concluye.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar