Economía/Politica

Golpeada por sanciones, Venezuela perdió un tercio de sus exportaciones petroleras

En 2019 las ventas al exterior de PDVSA marcaron su menor nivel. China emergió como primer destino del petróleo venezolano. Rusia, India y países del caribe como Cuba fueron otros destinos ante las sanciones impuestas por Estados Unidos.

Las exportaciones petroleras de Venezuela se desplomaron un 32% el año pasado a 1,001 millones de barriles por día (bpd), según datos de Refinitiv Eikon e informes internos de la estatal PDVSA.

Falta de personal y capital de inversión golpearon la producción de crudo a su menor nivel en casi 75 años, mientras sanciones impuestas por Estados Unidos redujeron los mercados de exportación del país socio de la OPEP.

La caída habría sido más pronunciada si algunos de los principales clientes de PDVSA no hubieran comprado petróleo venezolano a través de intermediarios o transferido cargamentos en altamar alrededor del mundo, difuminando el origen de los barriles.

En términos de clientes, Rosneft de Rusia fue el mayor receptor e intermediario del petróleo venezolano al tomar 33,5% de las exportaciones totales, seguido por la estatal China National Petroleum Corp y sus subsidiarias con 11% y la estatal cubana Cubametales con 7%.

China emergió como primer destino del petróleo venezolano en 2019, ya que las sanciones privaron a PDVSA de su mercado primario, Estados Unidos. Esto ocurrió aun cuando CNPC y sus unidades suspendieron la carga de crudo en puertos venezolanos en la segunda mitad del año.

Venezuela envió un promedio de 319.507 bpd a China en cargamentos que cubrieron rutas directas y también en buques fletados por intermediarios que terminaron llegando a refinerías chinas después de transvasar el petróleo en las costas de países como Malasia, según los datos de seguimiento de buques de Eikon. El segundo mayor receptor de petróleo venezolano el año pasado fue India con 217.739 bpd.

La refinadora india Reliance Industries detuvo la compra directa de petróleo de PDVSA en el segundo trimestre, pero la reanudó más tarde en 2019 tras llegar a un nuevo acuerdo de intercambio que permite a PDVSA recibir cargamentos de combustible a cambio.

El congelamiento de las relaciones comerciales con Estados Unidos, quien también castigó las exportaciones de petróleo iraní, permitió a Asia en 2019 fortalecer su posición como el principal destino del petróleo de PDVSA con China, India, Malasia, Japón y Singapur recibiendo embarques, a veces solo para mezcla y trasbordo. Los envíos de petróleo de Venezuela a Asia promediaron 647.000 bpd o 65% de las exportaciones totales en 2019.

Las amenazas al petróleo de Irán y Venezuela, que junto a una menor producción afectaron el suministro global de crudo pesado, contribuyeron a un alza de 20% en los precios del crudo en 2019, pero las cotizaciones no registraron picos abruptos y se espera que permanezcan en el mismo rango este año.

Europa fue el tercer mayor destino del petróleo venezolano también a través de intercambios permitidos por las sanciones estadounidenses. Refinadores europeos, principalmente la española Repsol , recibieron un promedio de 118.980 bpd el año pasado, según los datos.

El cuarto destino más grande fue Cuba con 70.359 bpd, un número por debajo del promedio de los últimos años, pero aún alto considerando que otras naciones del Caribe dejaron de recibir petróleo venezolano incluso antes de las sanciones estadounidenses, debido a la caída de la producción de PDVSA.

En esta nota

Comentarios