Economía

La economía neuquina y Vaca Muerta, a contramano de un país ahogado

Por el desarrollo de Vaca Muerta, Neuquén es la segunda provincia más autónoma, detrás de CABA. Puede duplicar su PBG en 8 años, pero se necesitan herramientas para que lleguen más inversiones.

El desarrollo de Vaca Muerta ha permitido a la provincia de Neuquén no sólo recuperar el primer puesto como productora de hidrocarburos del país, sino también que ha generado un marcado crecimiento económico en la última década, cuando la Argentina se ha mantenido estancada.

Desde 2012, la economía de la provincia creció 3,1% promedio y 35% en 10 años, mientras que la Nación lo hizo un 0,2% promedio, apenas 2,4% en 10 años. La suba de la producción de los últimos años, y por ende la recaudación por regalías de petróleo y gas, han permitido que la provincia tenga superávit fiscal y sea la más autónoma después de la Ciudad de Buenos Aires.

“Sólo el 20% de sus ingresos provienen de aportes federales, cuando el promedio consolidado supera el 50% y la mediana el 60%. El año que viene probablemente se ubique incluso por encima de CABA”, señaló a +e el economista Rodrigo Álvarez, uno de los socios fundadores de Bituin Inversiones.

Así es que la coyuntura actual permite la provincia tener una relativa independencia del ciclo productivo nacional. El presupuesto provincial más que se duplicó en 12 años. Pasó de USD 1.100 millones en 2008 a USD 2.400 en 2023 (+120%) con superávit fiscal. Para 2023 se proyecta un superávit de $36.806,6 millones, y se estima que se ahorrarán unos $19 mil millones para el FEDEN (Fondo anticíclico). Las proyecciones del equipo de Bituin Inversiones indican que el producto bruto geográfico (PBG) se podría duplicar a 2030 en escenarios conservadores de precios e inversión.

“Cuando se mira la historia, un punto de inflexión se dio entre 1982 y 1985, en que Argentina pasó de invertir 5% más que el promedio más de Latinoamérica a 5 puntos menos; 7 puntos caímos nosotros en términos absolutos y la región subió 3. La Argentina está invirtiendo tan poco por dos cuestiones: falta de financiamiento externo, en los 80 fue crisis de deuda, hoy es un cepo y una beca cambiaria de más del 100%; y, al igual que en los ’80, hoy existe una inflación que invalida la posibilidad de tener financiamiento en pesos”, explicó Álvarez.

“El crédito en relación al PBI es del 7%, básicamente el registro de una economía totalmente carente de proyección a largo plazo, cuando Brasil tiene niveles de más del 60%, Chile en torno al 100%, y la región más del 50%”, agregó.

El economista subrayó que para sostener el crecimiento de Vaca Muerta hace falta financiamiento, que hoy proviene de la reinversión de utilidades de las compañías que no pueden tener libre acceso a los dólares.

“Hoy tenés una Ferrari que la estás manejando a 40 kilómetros por hora. No se pueden captar más inversiones para acelerar el proceso de crecimiento a pesar de que ya probaste la calidad del recurso, la productividad de los pozos está 20% por encima de los comparables de los Estados Unidos. Tenés un jugador de clase mundial, pero para acelerar su desarrollo se necesita que ingresen capitales”, indicó Álvarez.

“Pero este escenario no se va a revertir en el corto plazo, porque la inflación para que baje a niveles que habiliten financiamiento a largo plazo en pesos habrá que esperar al primero o segundo año de la próxima administración nacional, es decir tres o cuatro años para tener una economía que empiece a estabilizarse. Además es evidente que no se va poder sacar el cepo de un día para otro, con lo cual la brecha de financiamiento externo va a seguir estando. Entonces para acelerar ese proceso se necesita generar herramientas en esa transición. Si Vaca Muerta crece, resuelve dos restricciones: una es la energética para que la economía crezca, y la generación de los dólares para estabilizar”, añadió.

El economista del Bituin Inversiones, que desde hace 10 años trabaja en Neuquén y cuya sociedad maneja una cartera de 1.000 clientes, cree que un plan de estabilización de la economía dará sus frutos en tres o cuatros años. Mientras tanto, Vaca Muerta puede dar soluciones, sobre todo a través de sustitución de importaciones y generación de dólares vía exportaciones, pero considera que es imprescindible “generar un atajo y que los capitales vengan, con algún esquema de fideicomiso para que los dólares queden en el exterior, que permitan pagar importaciones y servicios, y lógicamente, al pagar impuestos y costos locales, que esos dólares se vuelquen a la economía argentina, y una parte de las exportaciones aumente el mercado de cambios y fortalezca las reservas”.

“S necesita un salto de las inversiones porque con los recursos actuales y la reinversión de utilidades no alcanza. Entonces hay que generar otras herramientas por la urgencia de las circunstancias. Si generás el marco, el financiamiento está porque el elemento central para que haya vocación de invertir es la rentabilidad del negocio. Vaca Muerta es rentable, ahora hay que generar las condiciones para que los dólares frescos entren y puedan salir, resumió.

DESAFÍOS

Más allá de los desafíos de la macroeconomía, Neuquén también enfrenta dilemas vinculados al crecimiento que propone Vaca Muerta.

Un análisis del equipo de Bituin Inversiones señaló cuatro puntos para garantizar la sustentabilidad del crecimiento de la economía neuquina

1) Diversificar de la matriz productiva para protegerse del impacto de ciclos que pueden terminarse, sea por la coyuntura global o por la diversificación de la matriz energética.

2) Mayor autonomía fiscal. La provincia es la más autónoma luego de CABA, pero puede dejar de ser así si las regalías y la recaudación por actividad dejan de ocupar el rol que hoy cumplen, la implementación del FODEN apunta en la dirección correcta, pero hay que potenciarlo.

3) El desarrollo de los indicadores humanos. Tanto para el desarrollo de potencial productivo por explotación de recursos naturales, como para la diversificación de su matriz productiva, la Provincia tiene que ser autónoma en la generación recursos humanos y para eso la educación en todos sus estadios tienen que estar alineados.

4) Administrar el crecimiento. Crecer genera más recursos, pero nuevas demandas, principalmente de servicios públicos para una población que crece a un ritmo elevadísimo todos los años.

En esta nota

Comentarios