Derrame

El cóctel del derrame del Oldelval: mecánica de fluidos, corrosión y antigüedad

Una combinación de factores habría sido el causante del derrame. El ducto ya fue enviado para su peritaje a la ciudad de Mar del Plata.

El derrame de crudo de Oleoductos del Valle (Oldelval) entre Crucero Catriel y Medanito provocó un desastre ambiental de magnitud para los incidentes cotidianos que se dan en la cuenca neuquina. Las consultas hechas a especialistas de la industria por +e revelaron que la causa habría sido derivada de un efecto denominado golpe de ariete, que se produce durante el bombeo.

La refinería que YPF tiene en Lujan de Cuyo, Mendoza, es abastecida de crudo proveniente de la cuenca neuquina para luego ser despachado por el poliducto, la gran ventaja respecto a otras refinerías. Hace aproximadamente dos años, y ante la demanda de la refinería mendocina, Oldelval revirtió el flujo de crudo hacia Puesto Hernández y de ahí a Lujan de Cuyo, en lugar de la terminal bonaerense de Puerto Rosales.

Las estaciones Medanito, Crucero Catriel, Auca Mahuida y Puesto Hernández, además de otras intermedias, constituyen el trayecto desde el lugar del evento hasta el sur mendocino. En ese tramo del ducto afectado cargan crudo las empresas YPF, Madalena, Petróleos Sudamericanos y Medanito. De estas empresas, por una cuestión natural de extensión territorial y puntos de carga, la empresa más afectada fue la de bandera nacional, que incluso debió “chockear” algunos pozos para frenar el flujo hacia el ducto.

Llamativamente, el ducto que transporta unos 3600 metros cúbicos diarios según información oficial, tenía la costura del caño en su base y no en la parte superior. “Si fuese como un reloj, la costura estaba a las 6 en lugar de a las 10 o 14. Eso es algo muy raro”, dijo un especialista consultado, quién consideró que se trata de un caño antiguo. “Las costuras se ubican por arriba para hacer más fácil su control durante las inspecciones”, agregó.

Es habitual que las inspecciones inteligentes puedan no detectar situaciones de corrosión, comúnmente producidas por microorganismos residuales en el fondo del ducto cuando hay momentos de inactividad de bombeo.

Una fuente altamente calificada de una de las operadoras aseguró: "No se trató de un pitting clásico". Es decir, no se habría tratado de un efecto conocido como “corrosión cracking” típico, que se manifiesta como pequeños orificios irregulares en la superficie del caño y que son detectados por las herramientas de control.

ducto oldelval rotura derrame petrolero
Las imágenes de la rotura en uno de los ductos de Oldelval que provocó el derrame de petróleo en la provincia de Río Negro.

Las imágenes de la rotura en uno de los ductos de Oldelval que provocó el derrame de petróleo en la provincia de Río Negro.

Especialistas consultados coincidieron en que podría haberse tratado del denominado “golpe de ariete” combinado con un defecto en la costura longitudinal, un fenómeno hidráulico dinámico que se da cuando hay variabilidad en el flujo de un líquido. Aparece cuando hay cierre o apertura intempestiva o abrupto de una válvula.

Esa energía con la que viene transportándose del fluido, al estar la válvula cerrada, lo que hace es ejercer un aumento temporal de presión en la cañería y provoca la rotura en la costura, sobre todo en caños antiguos que pueden tener algo de corrosión, y que se soldaban con un sistema eléctrico de baja tenacidad.

“Por si solo el efecto de ariete no provoca nada porque son habituales, pero es natural que al combinarse con un defecto en la integridad del caño produzca la fisura. Es común que los caños se abran en costuras longitudinales, sobre todo si son anteriores a la década del 80”, explicó el especialista consultado por +e. “El tipo rotura en la costura del ducto es algo muy raro que se detectó en dos oportunidades anteriores en Oldelval y fue un logro importante. Muchas veces las herramientas no lo detectan”, agregó.

“Los materiales fallan: dilatación, corrosión, tensiones diferenciales, microsismos. Todo puede pasar. Incluso sabotaje. Cualquier emergencia de la industria tiene que tener planes de contingencia. Es normal que los oleoductos envejezcan y muchos deben ser reemplazados”, expresó un consultor de la industria.

Oldelval - Remediación en Río Negro.jpg

Una vez contenido el derrame, se colocó debajo del ducto roto una pileta de lona -algo observado con acidez por expertos, como una muestra dude improvisación ante una contingencia- y se retiró el tramo afectado, que fue enviado a Mar del Plata la empresa GIE para su peritaje. Tampoco está claro el volumen derramado, algo que se conocerá cuando se haga el análisis de los puntos de ingreso y egreso al sistema.

En esta nota

Comentarios