Datos

Del pozo a la nube: San Antonio digitaliza sus datos con Oracle

San Antonio migra a un cloud toda su información, a través de un trabajo con Oracle. Las claves: analizar métricas, hacer pronósticos y mejorar la eficiencia.

Acelerar el proceso de digitalización ha sido la consigna este 2020. Todas las petroleras implementaron o analizaron opciones para trasladar sus datos a la nube, de la misma forma que ejecutaron rápidamente programas de home office con sus equipos de IT ante la contingencia que provocó la pandemia del COVID-19. Pero algunas ya venían pensando con anticipación esta transformación.

San Antonio Internacional tenía una proyección a cinco años, cuyo roadmap había trazado en 2019. El plan de 2020-2025 tiene varias etapas, una de ellas fue la migración a la nube de sus bases de datos, algo que pudo hacer gracias a la asociatividad con Oracle, uno de los más grandes proveedores a nivel mundial de servicios de nube, ese “lugar” donde la información se almacena y está a disposición del cliente.

En nuestra vida cotidiana tenemos varios servicios para uso casero o profesional. A nivel industrial y para grandes compañías, también existen estos formatos de alojamiento de datos, con mayores estándares de seguridad y acceso cifrado con garantías de hasta el 99,5% de disponibilidad para el cliente.

Alfredo Conrad, director de ventas para América Latina de Oracle, y quien está monitoreando el proyecto para San Antonio, comentó en diálogo con +e que culminaron la primera fase: migrar todas las bases de datos existentes en la compañía petrolera al cloud storage. “El beneficio es que tienen el almacenamiento y el back-up tercerizados, por lo que solo tienen que dedicarse a la gestión de esos datos”, indicó.

Desde Oracle subrayan que los procesos se automatizan. Siempre aparecen virus informáticos de los que las empresas tienen que defenderse. La automatización permite que la base de datos detecte actualizaciones y los equipos del cliente pueden simplemente darle “aceptar” y manejar las alarmas pertinentes.

“La perforación no convencional, que utiliza tecnología de punta y más moderna, tiene un montón de información que se monitorea en las bases. Los ingenieros toman acciones en función de ellos. En esta etapa piloto, con machine learning podemos predecir algunas acciones. En el sistema de mantenimiento, por caso, puede darnos información valiosa para actuar de manera reactiva o predictiva”, explicó Emiliano Abib, IT Manager de San Antonio.

“El tema conectividad es un desafío en sí mismo. En la nube dependés de internet”, agregó Abib. En los últimos meses, algunas compañías del sector tecnológico apuntalaron la mejora de fibra óptica e infraestructura, por lo que en el futuro contribuirá a que estos proyectos corran más aceleradamente.

Todas las aplicaciones de San Antonio eran provistas por Oracle, por lo que el vínculo entre ambas empresas es estrecho. Cuando se decidió dar el paso hacia una solución de cloud storage, trabajaron codo a codo para volcar una enorme cantidad de datos que hagan más sencilla la tarea de tomar decisiones en el momento o a hacer pronósticos.

Las empresas que aceleren la digitalización, claro está, serán más competitivas en el enorme mercado de los hidrocarburos, puesto que harán más eficientes muchos trabajos y se verán datos en tiempo real.

En esta nota

Comentarios