Cuenca Neuquina

El petróleo sigue en baja

En la cuenca disminuyó un 23,5% el volumen de barriles por día en el promedio de la primera semana de mayo. Ya había bajado en abril.

POR DAVID MOTTURA - motturad@lmneuquen.com.ar

El gobierno nacional solicitó los datos del mercado energético y el impacto de la cuarentena total, como herramienta para planificar la salida de la pandemia y evaluar el estado actual de toda la cadena de valor del petróleo y el gas. El reporte es semanal y en su apartado sobre los hidrocarburos hace una mención focalizada en la Cuenca Neuquina.

La producción de petróleo en esta zona productora cayó un 23,5% en la primera semana de mayo, medido en el promedio de barriles diarios con relación a febrero, el mes previo al contexto de la pandemia del nuevo coronavirus.

En febrero, la producción de petróleo crudo en la cuenca era de 226 mil barriles por día, en tanto que en los primeros siete días de mayo se calcula en 173 mil. Esto incluye al conjunto de provincias de la zona productora: Neuquén, Río Negro y La Pampa.

Incluso en marzo, mes atravesado por un clima “normal” y luego la cuarentena total a partir del día 20, tuvo un repunte de producción hacia 229 mil barriles por día. Fue de la mano de Neuquén, donde se conectaron varios pozos y se puso de manifiesto una serie de desarrollos masivos que apuntaban al shale oil. Desde abril se registran recortes en la producción, siendo el más importante el del área de shale oil Loma Campana, bajo operación de YPF, que aplicó una reducción del 50%.

La mejora de la eficiencia y la tecnología venía de los cinco años de aprendizaje en Vaca Muerta, por lo que el impacto del DNU 566 les ponía un freno temporal a las inversiones. Muchas operadoras previeron un repunte de su producción y esperaban una ley petrolera para darles un marco jurídico a las inversiones. Eran los primeros días de Alberto Fernández como presidente de la Nación y entre los encargados de la redacción estaban los ministros Matías Kulfas, de Desarrollo Productivo, -donde depende la Secretaría de Energía- y Martín Guzmán, de Economía.

p04.jpg

El proyecto finalmente no prosperó debido a las urgencias que planteó la pandemia por el nuevo coronavirus y las medidas de prevención y aislamiento social aplicadas desde marzo, incluidos los yacimientos que operan con guardias mínimas. Si bien está contemplado que trabajen con medidas de seguridad, lo cierto es que la demanda de combustibles y energía crece lentamente desde la flexibilización de la cuarentena total, y ese será el ritmo al que crecerá la producción petrolera de la Argentina.

El reporte tiene información de 15 empresas que concentran el 94% de la producción de petróleo en el país. La caída de la actividad se explica porque en abril no hubo fracturas hidráulicas en Vaca Muerta, además de los trabajadores en stand by bajo el acuerdo salarial firmado por los principales gremios del sector (un 60% del sueldo neto durante abril y mayo).

La producción de petróleo en el país alcanzó los 425 mil barriles por día en la primera semana de mayo. Los 518.500 previos a la pandemia registraron una contracción de 61.600 barriles desde febrero, una disminución del 12,7%.

Con relación a las medidas políticas para el sector, se avanza en la aplicación de un precio sostén de u$s 45 por barril vendido en el mercado interno y retenciones que serán “cero” mientras duren los precios por debajo de u$s 35 del crudo de referencia Brent con el objetivo de no tener que cubrir luego de la pandemia el abastecimiento con crudo importado.

En esta nota

Comentarios