crudo

EE.UU. sanciona a cuatro navieras por transportar crudo venezolano

La medida es parte de la presión contra el gobierno de Nicolás Maduro. El gobierno venezolano calificó la medida como una "obsesión criminal".

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos dijo el martes que sancionó a cuatro navieras por transportar petróleo venezolano, en una nueva escalada en la campaña de presión destinada a sacar del poder al presidente Nicolás Maduro cortando las exportaciones del país OPEP.

Afranav Maritime, Adamant Maritime y Sanibel Shiptrade, con sede en la Islas Marschall, y Seacomber, con sede en Grecia, son las empresas en algunas de cuyas naves se cargó petróleo venezolano entre febrero y abril de este año, dijo el Tesoro en un comunicado.

"Estas compañías están transportando el petróleo que efectivamente fue robado al pueblo", señaló el secretario de Estado, Mike Pompeo, citado en la nota oficial.

Washington sancionó a la petrolera estatal PDVSA en 2019, poco después de que Estados Unidos y docenas de otros países acusaran a Maduro de cometer fraude en las elecciones presidenciales del año anterior.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, calificó el anuncio como una "obsesión criminal" y "agresión" de la administración de Trump contra Venezuela.

"Quiere que los venezolanos se queden sin gasolina, que el Estado no pueda vender petróleo para importar medicinas, tratamientos, alimentos e insumos para producir", escribió el funcionario venezolano en un tuit.

Maduro culpa a la sanciones del colapso económico y acusa a Washington de tratar de sacarlo del poder para controlar las vastas reservas de crudo de la nación sudamericana. A pesar de la presión de Estados Unidos, el líder socialista permanece en el cargo, respaldado por la Fuerza Armada.

Ni el Ministerio de Petróleo ni PDVSA respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

Afranav no respondió a una solicitud de comentarios, mientras que las otras tres compañías no pudieron ser contactadas de inmediato para hablar sobre el asunto.

Las medidas del martes se producen después de que, entre febrero y marzo, Washington sancionara a dos unidades de Rosneft, de Rusia, que se convirtió en el principal intermediario del crudo venezolano en 2019 y que finalmente dejaron de cargar el petróleo del país en marzo. El FBI también está investigando a varias compañías mexicanas y europeas que se habían convertido en los intermediarios más grandes para el petróleo venezolano en los últimos meses. Una de esas compañías, Libre Abordo, dijo esta semana que estaba en bancarrota.

El Tesoro también declaró cuatro petroleros de las compañías como propiedad bloqueada. Esos petroleros habían sido utilizados por Rosneft, Libre Abordo y una firma mexicana relacionada, Schlager Business Group, para transportar petróleo venezolano este año, según documentos de PDVSA.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar