combustibles

El gobierno postergó una suba de hasta 10% en los combustibles

El Gobierno decidió postergar hasta el 1 de junio próximo la actualización del impuesto sobre los combustibles líquidos, para no sumar más presión a la inflación.

En busca de no sumar presión sobre la inflación, el Gobierno decidió postergar hasta el 1 de junio próximo la actualización del impuesto sobre los combustibles líquidos, prevista para hoy. De esta forma, se evitó un aumento de entre el 7 y el 10% en los surtidores. El objetivo es "asegurar una estabilización y una adecuada evolución de los precios", explicó el gobierno nacional.

La medida fue publicada en el Boletín Oficial, a través del decreto 98/2022.

“Tratándose de impuestos al consumo, y dado que la demanda de los combustibles líquidos es altamente inelástica, las variaciones en los impuestos se trasladan en forma prácticamente directa a los precios finales de los combustibles”, sostiene en los considerandos el decreto firmado por el presidente Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro de Economía, Martín Guzmán.

La norma recuerda que las actualizaciones para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil, “se han diferido sucesivamente hasta diversas fechas los efectos de los incrementos en los montos de impuesto fijados en la Ley 23.966 de impuestos sobre combustibles líquidos" .

La medida va “en línea con las medidas instrumentadas hasta la fecha, y con el fin de asegurar una necesaria estabilización y una adecuada evolución de los precios”, explica el decreto.

Según análisis de la consultora Energy Consilium, de haberse aplicado el incremento de impuestos implicaría un aumento del 7,1% en el precio del gasoil y del 9,6% en las naftas de la Ciudad de Buenos Aires.

En esta nota

Comentarios