Cecha

Las estaciones de servicio venden menos del 15% de su stock

Es por la menor circulación de vehículos. Para después de la crisis, Cecha pidió una política para sostener los empleos en las estaciones y en Vaca Muerta.

Si hay un sector que siente los golpes del cóctel de crisis macro, coronavirus y guerra de precios es el de los estacioneros. Con el país paralizado, los puntos de carga están vendiendo entre el 10 y el 15 por ciento de su oferta, algunos apenas llegan al 5%. Sin embargo, entienden que fueron declarados servicio esencial y todas las estaciones de servicio están abiertas, a la espera de que pase la cuarentena. Y con una agenda de pedidos para cuando el Covid-19 esté controlado.

"Los estacioneros están como si estuvieran cerrados, estamos vendiendo un 10 o 15 por ciento. Algunos llegan al 5%", dijo Gabriel Bornoroni, presidente de la Cámara de Empresas de Combustibles, Hidrocarburos y Afines (Cecha), en diálogo con +e. "Fuimos declarados de necesidad, así que estamos brindando los servicios con precauciones: le pedimos a la gente que no baje del auto, que mantenga la distancia y le dimos a los empleados todas las herramientas. La vida es lo más importante", dijo.

A las estaciones de servicio le está sobrando el combustible, esto en gran parte porque se cumple la medida de aislamiento y distanciamiento obligatorio que decretó el Presidente. De este modo, no hay inconvenientes de abastecimiento. Es por eso que los estacioneros pidieron a los consumidores que no salgan a cargar por prevención, puesto que en los surtidores hay suficientes naftas. "Tenemos que salvar la vida de los argentinos y después ver las repercusiones en las empresas", añadió.

"Sin embargo, los días van pasando. Tenemos 50.000 trabajadores a los que vamos a tener que abonar el sueldo como corresponde. Y no vamos a llegar. Las cajas de algunos de nuestros empresarios afiliados son apenas de monedas", apuntó Bornoroni. Por este motivo, han enviado notas con informes sobre la situación a los ministros Matías Kulfas (Desarrollo Productivo) y Claudio Moroni (Trabajo), así como al jefe de gabinete Santiago Cafiero y al Enargas por las estaciones de GNC.

El objetivo de Cecha es que el gobierno nacional tenga en cuenta las cargas impositivas -que llegan al 45% en el surtidor-, a los fines de aliviar las cuentas de los estacioneros y así estos puedan pagar los salarios sin inconvenientes en medio del aislamiento por la pandemia de coronavirus. "Estamos pensando en el pago de los sueldos y en la salud de todos nuestros colaboradores", indicó Bornoroni a este medio.

"Sería un sinsentido volver a foja cero con Vaca Muerta"

Bornoroni pidió no borrar todo lo alcanzado con Vaca Muerta. Según el dirigente empresario, la formación geológica es una enorme fuente de recursos hidrocarburíferos, algunos que podrán destinarse a la exportación y dar su granito de arena a la recuperación de la economía argentina y también global. Además de aportar rápidamente dólares, a través de inversiones y comercio exterior, para la alicaída macroeconomía de la Argentina.

"Que se mantengan los puestos de trabajo en Vaca Muerta tiene que ser una prioridad en esta ley que se está discutiendo", apuntó Boronorini en contacto con +e. "No pueden desaparecer de un día para el otro. La ley de hidrocarburos tiene que contener esta coyuntura, de la que después vamos a salir fortalecidos", subrayó el presidente de Cecha en declaraciones a este medio.

"No estamos de acuerdo puntualmente con un 'precio sostén, sino con medidas que garanticen los puestos de trabajo y el mantenimiento de la actividad. Sería un sinsentido volver a foja cero con Vaca Muerta", agregó. En ese marco, el referente de Cecha repasó que los equipos y la infraestructura estaban en marcha antes de la contingencia, además de que "Vaca Muerta es una marca registrada, no sería lógico para ningún gobierno no sostenerlo".

Además, el dirigente empresario recordó que Cecha y otras organizaciones plantearon en su momento la creación de un "fondo compensador". Una suerte de Fondo Soberano que sea financiado por los ingresos del petróleo y el gas de la Argentina, principalmente de Vaca Muerta, para amortiguar el impacto de situaciones como el coronavirus o guerra de precios, sin tener que ver desbalanceado el precio en el surtidor.

LEÉ MÁS

YPF busca garantizar el 55% de las naftas y el 45% del gas y el petróleo

"Sin precios aggiornados a la realidad, Vaca Muerta va a ser complicada"

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar