Bernal

Bernal fija postura en torno al debate del gas

El interventor del Enargas presentará en diez días un informe preliminar. Reconoce que hay "diferencias y discusiones que son sanas" en el área energética.

El interventor del Ente Nacional Regulador del Gas(Enargas), Federico Bernal, presentará al presidente Alberto Fernández en diez días un primer informe sobre la auditoría que viene realizando sobre el cuadro tarifario del gas, para el caso de cuatro distribuidoras encargadas de llevar el servicio a diferentes puntos del país.

Se trata de un primer capítulo de ese informe sobre la revisión integral, algo que sigue de cerca empresas productoras y el sector petrolero y energético en general, ya que podría ser un parámetro que fijará condiciones para el futuro del sector.

En diálogo con +e, Bernal también fijó postura sobre el impacto y las eventuales decisiones políticas que viene motivando parte de su tarea. Confirmó que trabaja en una esquema de subsidios a la demanda de los consumidores, al mismo tiempo que el ministerio de Desarrollo Productivo, a cargo de Matías Kulfas negociaba pagos a las productoras por deudas atrasadas, como una señal a la discusión de un plan estímulo para la producción.

“Se me atribuye a mí que estoy presentando un esquema de subsidio a la demanda de los consumidores para los meses más fríos del año, en detrimento de la negociación que se puso en marcha con las productoras. Yo jamás afirmé eso. No sé de donde va a salir esa plata; ni siquiera estoy diciendo que hay que sacar fondos que iban a un sector y dárselos a otros. Lo que sí se es que hay una necesidad muy grande de sectores de la población y en función de eso presenté un proyecto que podría atender esa situación. Pero claramente es una decisión del Poder Ejecutivo”, sostuvo Bernal.

El interventor del Enargas viene tomando un rol notorio desde un lugar álgido: el debate del frente tarifario, un parámetro central que miden las productoras para calibrar qué será del reino de lo posible en materia de inversiones en el país.

Bernal plasmó públicamente sus severas divergencias respecto de la situación tarifaria que llevó adelante el gobierno de Mauricio Macro. De hecho, denunció al ex ministro de Energía, Juan José Aranguren, por presunto "incumplimiento de los deberes de funcionario público y negociaciones incompatibles", en relación a los contratos que fijaron el precio del gas y las tarifas para los usuarios en 2018.

La situación sumó otro ingrediente adicional la semana pasado: el Senado, a instancias del kirchnerismo, no convalidó un decreto de necesidad y urgencia de la gestión de Cambiemos, que reconocía pagos millonarios a las productoras. Es parte de un contexto que recibió la actual gestión del gobierno nacional.

Kulfas había definido continuar con el plan de pago en cuotas, como una señal previa en la antesala de un posible acuerdo por el Plan Gas 4, que busca negociar un precio compatible con las producción de gas. Así se busca garantizar el abastecimiento del 2021 y evitar el giro de dólares al exterior con importaciones.

Por eso es central para conocer qué tipo de actividad podría tener Vaca Muerta y otras cuencas productoras rumbo al año que viene.

La pregunta que cruza a toda la situación desde entonces es cómo el Estado podría asumir ambos frentes: los pagos adeudados a productoras de gas y la contribución a amplios sectores de la población en medio del invierno. “No son cuestiones contrapuestas; en última instancia se trata de definiciones del Poder Ejecutivo”, explicó Bernal su posición, ante lo que podría verse como medidas que van en sentido contrario.

- ¿Hay grandes divergencias en torno a lo que debería ser una política energética dentro del gobierno?- preguntó este medio.

-Yo en este caso no veo una divergencia ni grande ni chica. Yo por ejemplo hice esa denuncia (la de Aranguren); después la secretaria de Energía que depende de Kulfas tomó esa decisión (la suspensión de pagos a petroleras) y después el Senado definió su posición- expresó Bernal, acerca del pronunciamiento en contra de convalidar los pagos a productoras de gas.

-¿Habla con el ministro Kulfas?

-Sí, por supuesto que sí, con él, con el Jefe de Gabinete, con el subsecretario Juan José Carbajales. Hay cuestiones que se pueden ver distinto, pero que son parte de una discusión normal. Diferencias hay, pero son sanas; discutimos y debatimos todo-, dijo Bernal, quien consideró “muy importante también tener en cuenta el contexto completo en el que se están tomando estas medidas y cómo pueden verse hacia afuera”.

Describió una situación de “caos tarifario que viene de la gestión anterior, con un impacto muy fuerte en la economía". En ese contexto, “a medida que avanzamos en la auditoría y revisamos lo que se hizo, planteamos advertencias y situaciones particulares que el Ejecutivo tiene que conocer, y es lo que estamos haciendo”, lo que se suma “al otro componente central que es la pandemia, que tiende a hacer todo más complejo aún”.

Bernal señaló que "en Enargas encontré un ente arrasado, de espaldas a la ciudadanía”, y aseguró que “el principal objetivo (del organismo) es la protección del derecho de los usuarios y usuarias".

Por otra parte, analizó que "los recursos hidrocarburíferos tienen que industrializarse”, y sostuvo que “hay que darles valor agregado".

"En Vaca Muerta tenemos reservas suficientes para suministrar gas a toda la Argentina y llegar a otros países de la región; se está trabajando en la pospandemia y Vaca Muerta tiene que cumplir un rol estratégico", concluyó Bernal.

En esta nota

Comentarios