apagón

Apagón: cómo funciona el sistema eléctrico en la Argentina

El apagón generado ayer por una falla en una línea de alta tensión de Transener, abre la incógnita sobre cómo fue la respuesta del sistema eléctrico argentino.

El apagón generado ayer por una falla en una línea de alta tensión de Transener, abre la incógnita sobre cómo fue la respuesta del sistema eléctrico argentino.

En Argentina, la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (CAMMESA) es responsable de la administración y operación del mercado mayorista eléctrico en todo el territorio nacional, trabajando en conjunto con el Sistema Argentino de Interconexión (SADI). El SADI es una red eléctrica que conecta las distintas regiones de Argentina, recolectando y transportando toda la energía eléctrica que se genera en el país.

La coordinación de CAMMESA, cuya presidente es la secretaria de Energía, Flavia Royón, y el SADI permite mantener un sistema eléctrico común y único que otorga un mayor control al Estado con el fin de evitar fallas que puedan producirse como resultado de la conexión de sistemas eléctricos regionales sometidos a diferentes regulaciones. El sistema permite conectar la mayor parte del territorio argentino, Tierra del Fuego es una excepción debido al elevado costo del tendido eléctrico necesario.

CAMMESA, en conjunto con el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), administra y regula el SADI, involucrando todas las etapas de generación y distribución energética en esta particular cadena de suministro. La generación de energía eléctrica es la primera etapa, seguida por el transporte de la electricidad a través de dos subsistemas: el Sistema de Transporte de Energía Eléctrica de Alta Tensión (STAT) y el Sistema Troncal (ST).

El transporte de energía eléctrica se realiza mediante el ST, que transporta la electricidad dentro de una misma región entre plantas generadoras y distribuidores, y el STAT, que transporta la electricidad de una región del país a otra. Finalmente, la distribución de la electricidad a los consumidores finales está a cargo de empresas concesionarias que suministran la electricidad a la zona de cobertura.

Aunque el sistema eléctrico argentino es robusto y ha funcionado de manera efectiva en el pasado, en ocasiones se han presentado problemas en la generación y distribución de energía eléctrica.

Ayer miércoles por la tarde, alrededor del 40% de la demanda eléctrica total del país quedó sin luz, lo que equivale a más de 6 millones de hogares o a 20 millones de personas. Este apagón se debió a la caída de 10.000 MW de potencia en menos de media hora, de 26.508 MW a 15.025 MW.

Julian Rojo, economista del Instituto Mosconi, detalló en su cuenta de Twitter: "El apagón puede deberse a muchas causas. Es ilógico pensar que un incendio de pastos cortó la luz en todo el país porque el sistema está (debería estar) preparado para aislar esos eventos".

Si bien admitió que el sistema "Ha mostrado serios inconvenientes para bancarse los picos de demanda, toda la cadena, en generación, transporte y distribución, está frágil", sugirió que debería esperar a que se conozcan los informes definitivos "que llevan tiempo, para comprender las causas del apagón en profundidad".

CAMMESA y el SADI son la clave detrás del suministro eléctrico en Argentina, garantizando el suministro de energía en todo el territorio nacional y trabajando en conjunto con los distintos actores del sector eléctrico para mejorar el funcionamiento del sistema y diversificar la matriz energética del país. Es necesario seguir invirtiendo en la infraestructura eléctrica del país para asegurar un suministro constante y seguro de energía eléctrica en el futuro.

En esta nota

Dejá tu comentario