Añelo

Añelo: por el freno en el petróleo sólo se alquila el 10% de las casas

La única inmobiliaria de la localidad reportó que apenas 20 de 240 propiedades están ocupadas. Los petroleros ya no duermen en la ciudad por la aja de la actividad.

La combinación de un escenario difícil para la industria del petróleo y gas y el contexto de pandemia internacional logró complicar el panorama de los bienes raíces en Añelo, el punto neurálgico de la actividad no convencional en la provincia. Desde la única inmobiliaria afincada en la localidad señalaron que la venta de propiedades está paralizada y que solo se alquila el 10% de las plazas disponibles.

José Luis Adissi, de Crear Inmobiliaria, señaló que no se producen negocios de compra y venta de propiedades en la zona. “Veníamos de una actividad muy importante el año pasado y hoy en día está todo muy quieto”, detalló. Para él, el principal problema es que la mayoría de los emprendedores que invierten en este tipo de negocios provienen de las zonas más golpeadas por el coronavirus: el área metropolitana de Buenos Aires, Córdoba y Rosario.

El agente inmobiliario le restó importancia a la caída del precio internacional y sus efectos en la actividad. Más bien se centró en una cuestión de dinámica local, específicamente en la caída de la actividad que durante años atravesó a la ciudad: los hidrocarburos que se extraen en Vaca muerta.

Según señaló, la industria siempre vivió fluctuaciones en su contexto que incrementaron o redujeron el nivel de actividad. Sin embargo, aclaró que la pandemia por coronavirus es un escenario nuevo que llevó a un 80% de las compañías a retirarse de Añelo.

En ese sentido, comentó que su negocio solo tiene alquiladas 22 casas de las 240 que administra en la localidad y que suelen estar ocupadas por trabajadores de la industria que cumplen con sus diagramas para trabajar en los pozos de las cercanías. Según aclaró, su ausencia es causada por el reducido nivel de actividad y la imposibilidad de muchos trabajadores de movilizarse desde sus lugares de origen hasta Vaca Muerta. Esto explicó un poco el comportamiento del mercado en los últimos meses.

El impacto de la no circulación

En ese sentido, señaló que la falta de operación aérea complicó el flujo de llegada de muchas personas que tienen participación en la industria. “Los que vienen de Buenos Aires o Córdoba solo pueden hacerlo por tierra, y es un viaje muy largo”, sostuvo.

Permitir la presencia de operarios en la localidad también implica un riesgo. Según Adissi, “ninguna empresa quiere tener un infectado en la zona”, por lo que muchas compañías decidieron retirar a sus empleados de la actividad. En otros casos, los que provienen de zonas de alta circulación del virus deben cumplir un confinamiento de 14 días, por lo que pasarían la totalidad de sus diagramas encerrados y no trabajando en los pozos.

“De los clientes que tenemos en la zona, la mayoría levantaron la actividad y hay otros que siguen con los planes de inversión pero están esperando que se abra circulación desde Buenos Aires a la zona”, señaló el agente.

Si bien la actividad es casi nula en la compra y venta y muy reducida en el rubro de alquileres, Adissi aclaró que los precios se mantienen estables y que no han tenido reducciones (ver aparte). A su vez, indicó que esperan una recuperación paulatina hacia fin de año.

“Es solo cuestión de tiempo para que se normalice la situación en Neuquén. Añelo es muy importante para el país y para el abastecimiento energético”, dijo, y agregó:

“Es cuestión de tiempo que las empresas vuelvan a trabajar en la zona y a invertir”.

añelo-precios.jpg

En esta nota

Comentarios