YPF

YPF hace planes por u$s 2.700 millones para el 2021

La compañía se reacomoda después de un año difícil atravesado por la pandemia. Destaca sus logros en Vaca Muerta y con la recuperación terciaria en el sur.

Aquel 2020, que queremos olvidarlo rápidamente por sus terribles consecuencias sanitarias y económicas, pareciera que empieza a quedar atrás. La petrolera YPF anunció un plan de inversiones para el 2021 luego de recortar parte de las pérdidas del año pasado, de acuerdo al informe de resultados del cuarto trimestre. El desembolso llegaría a u$s 2.700 millones en sus diferentes activos en el país.

La compañía diseñó este plan gracias a las señales de recuperación de la demanda de combustible y energía en el país del último tramo del 2020. Del total, irán u$s 2.100 millones para los negocios de upstream relacionados con la producción de gas y petróleo. Y dentro de ese valor, u$s 600 millones serán destinados específicamente a la producción de gas natural, principalmente a proyectos relacionados al Plan Gas.Ar.

"Durante la vigencia de los contratos enmarcados en el nuevo Plan Gas (2021-2024), las inversiones superarán los 1.500 millones de dólares, perforando más de 250 pozos, incluyendo áreas operadas y no operadas", indicó la empresa controlada por el Estado nacional a través de un comunicado al que accedió +e. A través de este programa de estímulos a la producción, YPF está trabajando con fuerza en sus bloques en Vaca Muerta.

En relación al resultado neto del 2020, se computó una pérdida de u$s 1.098 millones equivalentes, recortando en más de u$s 540 millones en el cuarto trimestre la pérdida acumulada durante los nueves meses al 30 de septiembre. La producción total de hidrocarburos alcanzó los 467 mil barriles de petróleo equivalentes por día en 2020 (un 9% menos al comparar con el 2019), por el efecto negativo del freno de la actividad en el segundo y tercer trimestres del por el COVID.

Gas - Vaca Muerta 1.jpg
El gas de Vaca Muerta es la gran chance para los bloques productores durante la transición energética.

El gas de Vaca Muerta es la gran chance para los bloques productores durante la transición energética.

YPF recortó parte de las pérdidas del año 2020 en el cuarto trimestre en base a la recuperación de la demanda y la reversión de cargos por deterioro de activos en el marco del nuevo plan de estímulo al desarrollo del gas natural.

En sintonía con la normalización de la actividad económica, la demanda de combustibles de parte de YPF (que tiene más de la mitad del mercado) aumentó un 15% en el cuarto trimestre respecto del trimestre anterior. A diciembre 2020, los volúmenes de venta muestran todavía una contracción de 7% y 6% para las naftas y el gasoil, respectivamente, respecto a diciembre del año anterior, recortando la fuerte caída de alrededor del 70% y 35% respecto al año anterior que registraron las naftas y el gas oil respectivamente en el mes de abril.

La producción no convencional YPF logró algunos resultados positivos gracias a la curva de aprendizaje en los desarrollos masivos que tiene en Vaca Muerta desde 2013. En ese marco, la compañía destacó las mejoras en la velocidad de fractura, un 34% más eficientes medidas en etapas por día en 2020. "Se logró un récord en enero de 2021 con 412 etapas", indica el comunicado de la empresa.

A fines de 2020 se puso en producción el pozo horizontal más largo perforado en Vaca Muerta, en el yacimiento Bandurria Sur, que alcanzó una longitud lateral de 3.800 metros. Bandurria Sur es todo un caso de éxito en la formación geológica de la Cuenca Neuquina, convirtiéndose rápidamente en un boque clave en la producción de shale oil y que cuenta con dos socios gigantes como Shell y Equinor.

"Por su parte, el nuevo plan de estímulo para el desarrollo del gas natural lanzado por el Gobierno generó visibilidad de precios de mediano plazo y puso en valor ciertos recursos no explotados por la compañía que permitieron la reversión del cargo por deterioro de activos de gas del segundo trimestre de 2020", remarca YPF al respecto del programa que se lanzó en un acto en el área Loma Campana.

Manantiales-Behr-1.jpg

Más al sur, en la Cuenca del Golfo San Jorge, YPF repuntó la producción del yacimiento Manantiales Behr. Un bloque de más de 90 años de producción que gracias a la recuperación mejorada de petróleo (EOR por sus siglas en inglés), o "recuperación terciaria, cerró 2020 con la mayor producción de su historia, aumentando 7,9% respecto al año anterior.

"Luego del resultado exitoso del canje de deuda, el perfil financiero de la compañía mejoró sensiblemente que se complementó con una exitosa colocación de bonos locales por un total superior a 120 millones de dólares equivalentes en el mes de febrero 2021. Adicionalmente, la agencia Standard & Poor recientemente elevó en 2 escalas la calificación crediticia que tenía YPF antes del canje de su deuda a CCC+. De esta forma se comenzó a sentar las bases financieras para alcanzar el objetivo de inversión para el año 2021, que permitirá comenzar a revertir la tendencia de declino de producción de los últimos años", destaca el informe de la empresa.

En esta nota

Comentarios