YPF

YPF continúa la exploración de la Vaca Muerta mendocina

Una reunión entre el CEO, Pablo Iuliano, y el gobernador Rodolfo Suárez sirvió para repasar los proyectos de la compañía en esa provincia.

El CEO de YPF, Pablo Iuliano, presentó al gobernador de Mendoza, Rodolfo Suarez, los avances de los distintos proyectos que la compañía lleva adelante en Mendoza y que representan inversiones por 364 millones de dólares en la provincia. Los planes de la compañía implican la exploración de la parte de Vaca Muerta que está al sur de la provincia y otras iniciativas en upstream y también las mejoras en la refinería de Luján de Cuyo.

El encuentro en la Casa de Gobierno de Mendoza sirvió para analizar el estado de avance de los puntos incluidos en el acuerdo firmado en 2021 con el objetivo de promover el desarrollo hidrocarburífero.

Uno de los proyectos que más expectativas genera es la exploración del lado mendocino de Vaca Muerta. YPF avanza en el primer piloto no convencional hacia la roca shale fuera de Neuquén que permitirá evaluar el potencial de la formación en territorio mendocino. Los trabajos previos para la posterior perforación de dos pozos horizontales ya se están ejecutando al sur de Malargüe, en el área Paso de las Bardas Norte.

Además, Suárez pudo conocer también detalles sobre los proyectos de recuperación terciaria que se ejecutan en Malargüe. En Chachahuen ya funciona la primera planta de inyección de polímeros, como parte del plan para instalar otras dos similares en 2023.

Siguiendo con la recuperación mejorada de petróleo, YPF perforó 10 nuevos pozos en el área Cerro Morado Este con el objetivo de delinear el yacimiento para conocer su potencial. Este proyecto de terciaria es uno de los dos más importantes que ejecuta la compañía en el país y, en función de sus resultados, podría generar una potencial inversión por 400 millones de dólares.

A su vez, la compañía está realizando un ambicioso plan para los crudos pesados de Llancanelo. Es así que YPF perforó cuatro nuevos pozos e instaló calentadores de fondo en otros cuatro. Además, está en su etapa final la nueva línea eléctrica que servirá para abastecer el yacimiento y la construcción de un nuevo camino por fuera de los límites del Área Natural Protegida, lo que redundará en una significativa reducción del impacto ambiental en la zona.

Por último, YPF también ejecuta en tiempo y forma el proyecto para adaptar a la refinería de Luján de Cuyo a las nuevas especificaciones de combustibles como parte del plan por 590 millones de dólares, que constituye la inversión más importante para el downstream en Mendoza de los últimos 30 años.

En esta nota

Comentarios