YPF

Muere un trabajador de AESA en el área Loma Campana

La víctima fatal estaba realizando tareas en el principal bloque de shale oil de Vaca Muerta. Se realiza una investigación interna, informó la compañía.

AESA informó esta tarde el fallecimiento de uno de sus trabajadores mientras cumplía tareas en una locación del yacimiento Loma campana, el principal bloque de shale oil de YPF en Vaca Muerta.

El hecho ocurrió alrededor de las 15.40 mientras se realizaba un operativo de montaje, en principio, en una instalación de bombeo.

La empresa informó que de forma inmediata intervino el servicio médico de YPF, que realizó tareas de reanimación en el lugar.

AESA, según informó, se puso a disposición de la familia y ya inició una investigación interna en conjunto con YPF para determinar las causas del hecho. La compañía no dio a conocer la identidad de la víctima.

El fallecimiento del trabajador, que tendría el cargo de supervisor, según consignaron otras fuentes, rompe como un período prolongado en el que no se había informado acerca de víctimas fatales en bloques shale, algo en lo que muy probablemente tuvo que ver la menor actividad en los yacimientos neuquinos, afectados por el freno en la industria que impuso el COVID-19.

El 2019 había sido un año particularmente cruento para la industria petrolera. En un período de 15 meses hasta mayo de ese año se habían registrado ocho víctimas fatales en áreas productoras, en medio de un incremento en la intensidad de las operaciones, en un período de los de mayor actividad en bloques de gas y petróleo en la corta historia de Vaca Muerta.

Los casos en dos décadas

Tal como lo informó este medio en mayo del 2019, de acuerdo a las cifras que maneja el Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG), en los últimos 20 años han fallecido 100 personas en el sector petrolero. En el dato no están incluidas las personas que ya no podrán trabajar producto de mutilaciones o quienes quedan con alguna discapacidad por accidentes.

El pico fue en 2006 con 13 muertes en todo el país, coincidente con una crecida en la producción petrolera en el país. El año pasado fallecieron seis operarios, pero solo en la cuenca neuquina. También con una producción más que importante en la provincia, en un año que marcó una etapa de llegada constante de inversiones.

En esta nota

Comentarios