Vaca Muerta

YPF hace planes con el gas de Aguada de la Arena

Presentó un proyecto para hacer 26 pozos en un yacimiento que hace años estaba en manos de Petrobras. Una jugada que se anticipa a la posibilidad de nuevos mercados para el gas.

Adriano calalesina - adrianoc@lmneuquen.com.ar

A pesar del clima de incertidumbre y de los debates sobre los planes macro en temas de energía en el país, las cosas siguen su rumbo en el microclima diario de la industria del oil and gas en Vaca Muerta. Sobre todo para una empresa como YPF, que más allá del desplome registrado en la actividad a partir de agosto, sigue haciendo planes futuros.

Uno de ellos es el que tiene en carpeta para el área Aguada de la Arena, un yacimiento ubicado al noroeste de La Calera, donde la compañía pretende impulsar la perforación de 26 pozos para la producción de shale gas y gas condensado, distribuidos en seis pads de perforaciones múltiples. El proyecto fue remitido, con un informe ambiental elaborado por la consultora Econat, a la subsecretaría de Ambiente de la provincia, que evaluará las condiciones para que la intervención sea la mejor en esta etapa de desarrollo masivo.

La apuesta de YPF al shale gas llega en un contexto muy complejo en la industria, sobre todo para esa ventana, donde el gobierno nacional ya no subsidia el precio de gas en boca de pozo, algo que genera dificultades para buscar mercados.

En Aguada de la Arena está todo por hacer: caminos, infraestructura y un sistema de provisión de agua para la fractura. Es que en lo que va del año, la producción de gas creció un 40% y ha llegado a un tope de 1,5 MMm³/d en octubre.

El incremento de la producción en esa área resultó llamativo y la suba interanual en octubre fue de un 146%, ya que pasó de 608.000 m³ a los 1,5 millones que genera el área en la actualidad. Y con los planes de expandir la cantidad de pozos, la proyección de la producción gasífera podría quintuplicarse en ese yacimiento.

Así las cosas, la compañía nacionalizada se adelanta a cualquier tipo de escenario de coyuntura y sigue adelante con varios planes en carpeta, en este caso, en potenciar algunos pozos de producción de shale gas ante el escenario de fuerte declinación que tiene esa ventana en el no convencional. En pocos meses, los pozos caen a cero su producción.

El proceso encarado por YPF para tomar el control del 100% de esta área comenzó cuando concretó la adquisición del 80% de la participación que Petrobras Argentina tenía en Aguada de la Arena.

El informe ambiental tiene el objetivo principal de informar y evaluar el proyecto “Perforación de pozos en las locaciones ADLA 38, 26, 86, 33, 41 y 44” y obtener la licencia para poder operar. Son seis locaciones de 26.175 m².

En el área se espera afianzar la técnica de las perforaciones horizontales, que han elevado la curva de aprendizaje de la empresa en cuanto a bajar los tiempos de perforación y productividad en la formación, con ramas que van hasta los 4500 metros laterales. De acuerdo con el proyecto, cada pozo tendrá un promedio de 40 etapas de fractura.

La empresa seguirá adelante con varios proyectos, más allá del freno en la actividad provocado por el decreto 566/19 que puso por tres meses un techo al precio del barril Brent, crudo de referencia en el mercado argentino, y la incertidumbre sobre la intervención del nuevo gobierno de Alberto Fernández en el mercado energético.

YPF ya venía planificado expandir la producción cuando haya condiciones de mercado. Un ejemplo de esto fue el proyecto que presentó en la subsecretaría de Ambiente de la provincia para autorizar unos 156 pozos más en Loma Campana, con 30 locaciones.

La compañía también dio a conocer sus planes de desarrollo para dos bloques cercanos: se trata de la otra apuesta del shale oil de YPF, Bandurria Sur.

Como lo anticipó +e, allí YPF ya tramitó los permisos para perforar 70 pozos en 17 locaciones, en esa área ubicada junto a Loma Campana. Es parte de lo que entra en una serie de incógnitas según el tenor de las decisiones políticas que toda la industria petrolera espera por estas horas.

En esta nota

Comentarios