Vaca Muerta

Vaca Muerta y el año de las obras

El 2022 cerró con la construcción del gasoducto Néstor Kirchner a toda marcha y las inversiones pendientes para ampliar el sistema de oleoductos.

Un nuevo año cierra y, para la industria hidrocarburífera, el predominio de Vaca Muerta resultó una de las conclusiones más contundentes. Con la producción de petróleo en alza, ya desplazó a otras cuencas como la histórica Golfo San Jorge, mientras que en el segmento del gas todavía puede dar más pero debe esperar la ampliación de la infraestructura de transporte. En paralelo, los gremios alertaron sobre la seguridad y entre las empresas de servicios se quejan de la imposibilidad de importar insumos clave para continuar con la actividad.

La producción en ascenso

El último dato de producción de petróleo para Neuquén, de acuerdo con los datos públicos de gobierno nacional, es de 303.270 barriles por día en el mes de noviembre. Con el viento a favor, diciembre podría cerrar superar el récord histórico de la provincia (de 1999 con 306.100 barriles por día) o al menos sentar las bases para seguir una curva ascendente en los siguientes meses.

Y esos siguientes meses serán importantes para el sector petrolero por la puesta en marcha del Oleoducto Trasandino (Otasa), una vía de evacuación de 115.000 mil barriles de crudo hacia Chile. A esa expansión hacia el Pacífico habrá que sumarle las obras en Oleoductos del Valle (Oldelval), que apunta a llevar 250 mil barriles diarios de toda la Cuenca Neuquina hacia Puerto Rosales, la puerta de salida por el Atlántico del petróleo de Vaca Muerta.

“Con este hito, nosotros vamos a empezar el proyecto que nos va a permitir duplicar la capacidad de transporte y le va a permitir al país generar divisas de entre 4000 y 6500 millones de dólares” expresó Ricardo Hösel, CEO de Oldelval, en septiembre cuando el gobierno nacional decidió prorrogar la concesión por 10 años.

En septiembre se registró el volumen récord de exportaciones de petróleo de Vaca Muerta desde que se reanudaron las ventas de crudo neuquino al exterior, durante la pandemia: 2,6 millones de barriles de petróleo, equivalentes al 30% de la producción provincial, se enviaron a mercados internacionales.

Cubrir la demanda local de crudo y extender el horizonte de exportación ya son una realidad, principalmente por cómo contribuye Vaca Muerta. La producción nacional fue de 613.778 barriles por día, aportando el shale neuquino el 43%.

Con el eje en la seguridad

Los accidentes fatales volvieron a colocar a los reclamos por seguridad en el centro de la agenda de las demandas gremiales y alertaron a toda la industria.

En junio, murió Víctor Vázquez, de 32 años, mientras realizaba una maniobra con válvulas en el yacimiento Río Neuquén de YPF, en la provincia de Río Negro, para la contratista Rakiduamn.

A fines de septiembre, un incendio destruyó gran parte de la refinería de New American Oil (NAO) en Plaza Huincul durante la madrugada y terminó con la vida de tres operarios: Fernando Jara, Víctor Herrera y Gonzalo Molina.

“Si no hay condiciones, no se hace nada; si no hay cuadrillas completas o supervisores, no se hace ninguna tarea. Hay que terminar con el sistema on call porque no somos changarines y es un riesgo permanente”, manifestó, tras el incidente de Rakiduamn, Marcelo Rucci, secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa.

Ese fue uno de los acuerdos con las compañías operadoras: paralizar actividades en una operación cuando un trabajador denuncie algún desperfecto o acción peligrosa.

El gasoducto Néstor Kirchner

La obra más importante en desarrollo por estos días es el primer tramo del gasoducto Néstor Kirchner, que unirá a la neuquina Tratayén con la bonaerense Salliqueló -la segunda etapa contempla la unión con San Jerónimo, en la provincia de Santa Fe-. El objetivo es tener el gasoducto operativo en junio del 2023.

Esta es el primer paso, con un caño de 543 kilómetros de extensión, para ampliar la capacidad de trasporte de gas natural, aprovechando los recursos existentes en Vaca Muerta, y que puede cumplir con la demanda de las industrias argentinas y abrir nuevas redes hacia zonas sin el servicio.

En agosto, Neuquén rompió la marca histórica de producción de gas y llegó a los 91,59 millones de metros cúbicos por día.

Con el correr de esta obra que llevan adelante Techint y SACDE, ya están puestas las miradas en la segunda etapa. En Brasil están más que interesados y ya hay acuerdos de financiamiento para acelerar la conexión entre Salliquelló y San Jerónimo, lo que podría hacer más sencillo el tendido de ductos hacia el vecino y socio del Mercosur.

El gobierno argentino acordó con el Banco Nacional de Desarrollo de Brasil (Bndes) el financiamiento por 689 millones de dólares para la construcción del segundo tramo del gasoducto Néstor Kirchner, confirmó secretaria de Energía, Flavia Royón, durante su discurso en el almuerzo por el Día del Petróleo. Además, el ministro de Economía, Sergio Massa, había adelantado días antes un aporte de la Corporación Andina de Fomento (CAF) por 540 millones de dólares.

Las expectativas por los gasoductos están puestas en las oportunidades de exportación, en principio a los países vecinos como Chile, Brasil y Uruguay, y luego en tener la producción e infraestructura suficiente para pensar en una planta de gas natural licuado (GNL).

En relación con el GNL, una comitiva de diplomáticos europeos estuvo en Neuquén para cerrar acuerdos de producción y turismo, mostrándose muy interesados en los avances de Vaca Muerta, qué necesita la industria para crecer y, por sobre todas las cosas, qué hace falta para que la Argentina pueda exportar GNL.

Sin lugar a dudas, el 2022 fue el año de los puntapiés para la infraestructura y el 2023 parece que será el de la concreción de esas megaobras.

En esta nota

Comentarios