Vaca Muerta

Las inversoras top de Vaca Muerta en la última década

Entre 2013 y 2022, Neuquén recibió inversiones petroleras por casi 43 mil millones de dólares. El detalle de las operadoras y yacimientos que registraron mayores desembolsos.

En la última década, la industria petrolera invirtió u$s 42.914 millones en la provincia de Neuquén, de los cuales más del 80% se destinaron a yacimientos no convencionales y que permitieron alcanzar récords históricos de producción de crudo y gas.

Según las declaraciones juradas presentadas por las operadoras ante la Secretaría de Energía de la Nación, entre 2013 y 2022, se invirtieron u$s 78.637 millones en el upstream del oil & gas argentino, el 54,5% se desembolsó en Neuquén. El despegue se produjo en 2013, tras la estatización del 51% del paquete accionario de YPF y la firma del acuerdo con la estadounidense Chevron, que dio el puntapié inicial al desarrollo del shale por fuera de Norteamérica, en el área Loma Campana.

La compañía bajo control estatal lideró ampliamente el sector, con u$s 21.405 millones invertidos entre 2013 y 2022, el equivalente al 50 por ciento del total.

Es precisamente en Loma Campana, el principal campo productor de shale oil, donde YPF destinó la mayor de sus inversiones: u$s 8.048 millones. En segundo lugar quedó el yacimiento Loma La Lata-Sierra Barrosa, con u$s 3.559 millones, seguido de La Amarga Chica (u$s 2.225 millones), y Bandurria Sur (u$s 1.324 millones).

La segunda operadora que más invirtió en la última década en Neuquén fue Tecpetrol, con u$s 3.400 millones. El brazo petrolero del Grupo Techint tuvo un crecimiento meteórico en la cuenca con el desarrollo de Fortín de Piedra, el principal yacimiento productor de shale gas, que en el pasado invierno alcanzó la cifra récord de 24 millones de metros cúbicos diarios.

Completó el podio Shell, con u$s 3.327 millones, para desarrollar sus principales bloques de petróleo no convencional como Sierras Blancas (734,5 millones), Cruz de Lorena (868,7 millones), Bajada de Añelo (351,1 millones) y Coirón Amargo Sur Oeste (293 millones).

Pan American Energy (PAE) ocupó la cuarta posición con u$s 3.327 millones, destinados al desarrollo de Lindero Atravesado (1.959,5 millones de dólares), Bandurria Centro (387,2 millones de dólares), Aguada Pichana Oeste (590,4 millones) y Coirón Amargo Sur Este (249,1 millones).

En quinto lugar se ubicó Total Austral, la filial argentina de la francesa Total Energies, con u$s 2.884 millones. La compañía ha concentrado sus actividades en el gas convencional de Aguada Pichana y el el shale gas de Aguada Pichana Este, con u$s 1.889 millones desembolsados en ambos yacimientos.

Aguada Pichana Oeste _ PAE 1.jpg

Pluspetrol invirtió en la última década u$s 1957,2 millones en el desarrollo del yacimiento convencional Centenario (764 millones) y en La Calera (865,6 millones), un bloque de gran potencial en Vaca Muerta, donde está asociada a YPF.

El séptimo peldaño de las operadoras que más invirtieron en el upstream neuquino en la última década fue para la multinacional ExxonMobil, que desembarcó en la provincia en 2010 y lleva desembolsados u$s 1.246 millones. La mayoría los invirtió en Bajo del Choique-La Invernada (604,6 millones), donde colocó los pozos más productivos del shale y en los bloques Pampa de las Yeguas (158,8 millones), Los Toldos I Sur (289,4 millone) y Pampa Las Yeguas (158,8 millones).

Con u$s 1.219 millones desembolsados desde 2018, Vista se convirtió en la segunda productora de petróleo de Vaca Muerta. La petrolera fundada y comandada por Migue Galuccio fue la octava inversora del shale, gracias al desarrollo de su áreas estrella Bajada del Palo Este y Oeste.

El noveno puesto fue para Chevron Argentina, con u$s 872,5 millones. La mayoría fue destinado al desarrollo de su yacimiento convencional El Trapial, en cercanías a Rincón de los Sauces. En abril del año pasado, la compañía recibió una concesión no convencional a 35 años sobre esa misma área, y comenzó a perforar un piloto en la formación Vaca Muerta.

El top ten lo cierra Pampa Energía, que en 2016 adquirió los activos de Petrobras en Neuquén, y desde entonces lleva invertidos u$s 747 millones. La compañía dirigida del grupo dirigido por el empresario Marcelo Mindlin, concentró sus inversiones en el yacimiento gasífero El Mangrullo (514,8 millones), y en Sierra Chata (197,1 millones).

Desafíos de competitividad

En la última década, la inversión en Vaca Muerta fue dominada por las compañías nacionales, mientras que las majors extranjeras tuvieron un comportamiento menos agresivo, pese a haber constatado que la roca madre neuquina tiene productividades mayores a los plays no convencionales de los Estados Unidos.

Durante la AOG 2023, la directora de Total Austral, Catherine Remy, señaló que cuando se va a defender un proyecto en la casa matriz para conseguir financiamiento, la situación macroeconómica argentina es un factor crítico. “Miramos la rentabilidad del proyecto, y ahí entra en juego el precio del gas, y el acceso a divisas. Sabemos lo complejo que es la situación y los esfuerzos que se están haciendo, pero es algo complicado para una compañía internacional”, dijo.

Mientras que el presidente de Shell Argentina, Ricardo Rodríguez, indicó que los precios desacoplados y el cepo cambiario complican la competitividad de los proyectos de Vaca Muerta en el portafolio global de la compañía. “No tenemos un libre mercado de precios en Argentina. Mis compañeros de México y Brasil tienen el Brent y el WTI, y eso crea diferencias claras de competitividad que a largo plazo pueden marcar diferencias importantes”, dijo.

En esta nota

Dejá tu comentario