transporte

Un ambicioso plan para transformar el transporte argentino

El gobierno nacional quiere impulsar un proyecto de ley de movilidad sustentable. Desde los estacioneros cuestionaron la ley y la calificaron de "inalcanzable".

El gobierno nacional presentó el proyecto de Ley de Promoción de la Movilidad Sustentable, una propuesta que apunta a crear un nuevo ecosistema de transporte en la Argentina, dirigido a la generación de nuevas actividades productivas orientadas a la exportación y a la eficiencia energética. A través de la iniciativa, buscan alcanzar inversiones por u$s 8300 millones de dólares y generar más de 21.000 puestos de trabajo para los próximos diez años.

La presentación fue el martes en un acto realizado en la terminal de Toyota, en el partido bonaerense de Zárate. El lanzamiento de la iniciativa estuvo a cargo del ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas.

La propuesta está integrada dentro de la Agenda de Desarrollo Productivo Verde y busca trabajar tanto la sostenibilidad ambiental como la macroeconómica y la social.

“Estamos en los albores de una verdadera revolución productiva y tecnológica que se desplegará en el mundo en las próximas dos décadas. Argentina no tiene que ser un mero espectador. Queremos poner en valor nuestras materias primas, lo que tenemos en materia de minería de litio, las capacidades industriales adquiridas y la trayectoria del sector automotriz que está en un gran momento”, explicó Kulfas.

En una agenda hacia la transición energética, el proyecto de ley fue propuesto bajo la premisa de impulsar el desarrollo de una nueva industria del transporte que implemente tecnologías amigables con el medioambiente.

En este sentido, la normativa impulsa la transformación y la radicación de nuevas terminales, tanto de vehículos como de micromovilidad sustentable, y de fabricantes de partes y piezas de motores eléctricos y baterías.

Los estacioneros cuestionaron el proyecto. “El 75% de nuestra matriz energética se basa en hidrocarburos, los sistemas de electricidad. Entonces andaríamos en vehículos eléctricos pero que se cargan con electricidad producida con combustible fósil. Es un sinsentido decir”, expresó Gabriel Bornoroni, presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (CECHA).

De acuerdo con Bornoroni, para lograr todos los objetivos planteados por la iniciativa oficial, la Argentina debería transformar su matriz energética hacia un 80% de energía de fuentes limpias, como la eólica o hidráulica. “Este es un contratiempo que también enfrentan otros países, que vieron que los autos eléctricos no garantizan un ambiente más limpio y debieron moderar sus pronósticos”, expresó el referente de CECHA.

No obstante, el Ministerio de Desarrollo Productivo estima que para 2030 el régimen de Promoción de Movilidad Sustentable debería crear 12.500 puestos de trabajo en terminales automotrices, con inversiones estimadas en u$s 5000 millones.

Además, en el gobierno nacional estiman la creación de 6000 empleos nuevos en el sector autopartista, con inversiones en alrededor de u$s 1500 millones. Según los cálculos, los fabricantes de baterías tendrán unos 2500 puestos nuevos de trabajo, sumado a inversiones por u$s 1800 millones.

El escenario de inversiones, según las proyecciones oficiales, sería de u$s 8300 millones, con exportaciones por u$s 5000 millones y un ahorro acumulado de 10,7 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) equivalente.

ALBERTO MOVILIDAD.jpeg

> Antecedentes de la nueva medida

En marzo, el presidente Alberto Fernández expresó la necesidad de “incorporar al país en las cadenas globales de valor a través de la tecnología 4.0”. En este marco, aseguró que el mundo “avanza hacia vehículos eléctricos con baterías de litio o el uso del hidrógeno verde”, y afirmó que Argentina “debe ingresar paulatinamente en este sendero”.

“Implementaremos incentivos tanto en la incorporación de movilidad sustentable como de la producción en el país de ese tipo de vehículos y su cadena de valor, que comienza en el litio. Luego de un año de trabajo con los actores de la cadena automotriz, empresarios fabricantes de autos y autopartes, trabajadores y el Gobierno, llegamos a un acuerdo para este proyecto de ley”, detalló.

En esta nota

Comentarios