Tarifas

Einstoss: "No debe aplicarse un subsidio generalizado"

El estado de situación de las tarifas eléctricas y los ajustes que vienen se ponen en el centro de la escena.

A mediados de mes, el secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, afirmó que el Gobierno “no tiene ninguna intención de modificar los valores de las tarifas”, y aseguró que la segmentación en los precios comenzará a ser aplicada a partir del año que viene. En lo que va del 2021, los precios de los servicios públicos registraron aumentos del 6% para el gas y del 9% en la electricidad, que fueron aplicados para las firmas distribuidoras Edenor y Edesur. La suba fue determinada en mayo, tras el congelamiento en los valores que se mantenía desde 2019.

En diálogo con +e, el economista Alejandro Einstoss, experto en energía y miembro del Instituto IAE Mosconi, consideró que Argentina “muestra un retroceso que nos devuelve a diciembre del año 2015, donde el gobierno de Alberto Fernández repite la receta del congelamiento tarifario y la intervención de los entes reguladores, con rupturas de los contratos que llevan a un mal puerto”.

“Los aumentos que se dieron en el ámbito del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) para Edenor y Edesur constituyeron una suerte de paliativo, en el marco de una paralización de los precios de la energía, con una inflación creciente que va al 50% por año”, sostuvo.

El especialista advirtió que la situación tarifaria que se vive actualmente en el AMBA es diferente a la que se atraviesa en el resto del país. “Las provincias, que tienen a cargo a sus compañías distribuidoras no pueden mantener congelados los valores porque cuidan a sus usuarios para que el servicio se siga prestando”, enfatizó.

“Hoy vemos en toda la nación que las tarifas son entre un 40% y 50% más caras que en el AMBA”, planteó Einstoss, tras agregar que este escenario “refleja una discriminación difícil de aceptar”.

Respecto del esquema de segmentación de precios que la Secretaría de Energía busca implementar a partir del año que viene, el economista opinó: “El Gobierno viene diciendo que va a implementar una segmentación de tarifas desde que inició su administración en diciembre de 2019, y ahora, en octubre de 2021, se anuncia que se va a hacer en 2022”.

“Me parece que es un error entender como segmentación cobrarles más a unos para que paguen menos otros. La ley prohíbe taxativamente que eso suceda. El servicio público tiene un costo y la tarifa debe reflejar ese costo”, señaló.

“El Estado debe ayudar, pero debe ayudar a aquellas personas que no pueden afrontar estos costos, focalizando la asistencia en ellas, y no debe aplicar un subsidio generalizado como el que se está aplicando ahora y que tiene un costo fiscal que el Estado no puede financiar”, sostuvo.

Para el experto, una de las maneras de contribuir con aquellos hogares que no pueden pagar los precios de los servicios es a través de la tarifa social. “Como todo instrumento, este mecanismo es perfectible, pero permitiría de una manera rápida y transparente focalizar la ayuda”, indicó.

“Aquellos que reciben planes sociales, jubilados de la mínima, o aquel que está cobrando un seguro de desempleo automáticamente tiene que recibir una ayuda en la tarifa del servicio. Pero es una injusticia que en los barrios más caros del país, donde sí pueden pagar el costo, estén recibiendo precios de la energía subsidiada como el que estamos recibiendo hoy”, manifestó Einstoss.

“Creo que una segmentación de tarifas que implique un subsidio cruzado es un camino equivocado, porque es transformar una tarifa en un impuesto. Se pierde noción del precio que se está pagando”, agregó Einstoss.

tarifas-FP.jpg
La tarifa eléctrica aumenta para los grandes usuarios pero no para los hogares.

La tarifa eléctrica aumenta para los grandes usuarios pero no para los hogares.

> Claves para las tarifas del 2022

1 El gobierno nacional confirmó que no habrá ningún aumento de tarifas eléctricas en lo que queda del 2021 y dijo que en 2022 se aplicará una segmentación para distribuir los subsidios de manera más efectiva.

2 Los subsidios a las tarifas de servicios públicos en el presupuesto enviado al Congreso alcanzan el 1,8% del PBI. El gobierno cree que podría bajarse hasta el 1,5% con el nuevo esquema que elabora el Ministerio de Economía de la Nación.

3 El esquema cruzaría datos de diferentes organismos para determinar las capacidades de pago de los usuarios y, en base a eso, segmentar y reducir los subsidios en los casos donde haya un mayor caudal económico que permita pagar los nuevos montos.

En esta nota

Comentarios