Sindicato

El Sindicato de Petroleros Privados se declaró en estado de asamblea permanente y movilización

"Es inconcebible que, luego de un acto eleccionario transparente y validado por todos los participantes, los senadores neuquinos Silvia Sapag y Oscar Parrilli pretendan la impugnación del proceso con fines espurios y tejan tras bambalinas conspiraciones de otros tiempos", indicaron desde el gremio.

A través de un comunicado, el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa informó que “ante la intromisión de sectores de la política en la vida interna de la organización, se declara en estado de asamblea permanente y movilización”.

“Es inconcebible que, luego de un acto eleccionario transparente y validado por todos los participantes, los senadores neuquinos Silvia Sapag y Oscar Parrilli pretendan la impugnación del proceso con fines espurios y tejan tras bambalinas conspiraciones de otros tiempos”, explicaron desde el gremio.

A mediados del mes pasado, se llevaron adelante las elecciones del Sindicato más importante de Vaca Muerta, donde el secretario administrativo Marcelo Rucci, perteneciente a la lista Azul y Blanca, fue elegido como sucesor del histórico dirigente Guillermo Pereyra.

“Más del 85% de los afiliados a la organización sindical eligieron a sus conductores. Se trató de un evento democrático en el que las urnas definieron de manera abrumadora que haya una sucesión natural en una organización modelo a nivel país. Participaron 3 listas que convalidaron todo el proceso ante la Junta Electoral, elegida por Asamblea”, afirmaron.

Sin embargo, las autoridades del Sindicato advirtieron que “a través de delegados de Nación y sectores políticos extraños al gremio, se intentó boicotear de manera permanente el proceso”. En este marco, agregaron: “Parece que Sapag y Parrilli pretenden conseguir en los sótanos del poder y mediante presiones al Ministerio de Trabajo de Nación lo que no consiguieron en las urnas”.

“Los legisladores quieren impugnar todo porque, según ellos, en 3 de las 260 mesas se ‘podía ver desde afuera’”, aseguraron.

Frente a esta situación, los dirigentes de la organización se declararon en "estado de asamblea permanente y movilización" y señalaron: “Subvertir en un escritorio la voluntad de los trabajadores y pretender interrumpir un proceso institucional es algo que ya vivimos de cerca cuando fuimos el único sindicato petrolero intervenido por el proceso militar”.

“No vamos a permitir el regreso al pasado oscuro. Defenderemos con todas las herramientas legales y humanas la voluntad y derechos de los trabajadores, como lo hemos hecho siempre ante las intromisiones de elementos extraños a la vida de nuestra organización sindical”, añadieron.

En esta nota

Comentarios