Siemens

Siemens producirá hidrógeno verde a gran escala en Alemania

En 2023 se comienzan a fabricar en esta "multi Gigawatt Factory" electrolizadores para producir hidrogeno verde a escala industrial.

Siemens Energy llevará a Berlín, la capital de Alemania, el corazón de su tecnología para el hidrógeno a iniciar allí la producción industrial de módulos electrolíticos. En una superficie de 2.000 m2, están instalándose nuevas líneas de producción para los electrolizadores con una inversión inicial de unos 30 millones de euros. En esa planta se fabrican actualmente turbinas de gas que pueden funcionar con hasta un 50% de hidrógeno -hacia 2030 podrían al 100%-.

"Con la nueva planta de producción de electrolizadores reforzamos nuestro objetivo de desempeñar un papel activo en la configuración de la transición energética. Por ello, estamos reuniendo en Berlín nuestros conocimientos en diversas tecnologías de energía. Para nosotros, el hidrógeno es un componente importante del mundo energético del futuro", destacó Christian Bruch, el presidente y CEO global de Siemens Energy.

"Para que sea económicamente viable, los costos de fabricación de los electrolizadores deben reducirse considerablemente. Con nuestra nueva planta de producción estamos contribuyendo a que el hidrógeno sea competitivo lo más pronto posible", agregó Bruch.

En el emplazamiento de Berlín, las celdas individuales del electrolizador se fabricarán y combinarán para formar módulos funcionales, o "stacks". Estos se ensamblarán en unidades más grandes en función de la capacidad requerida. El elemento crítico aquí es el hecho de pasar a la producción en masa, ya que electrolizadores a precio razonable y asequible son el requisito previo para poder cubrir la creciente demanda de hidrógeno.

Siemens Energy apuesta por la electrólisis PEM (membrana de intercambio de protones), un proceso que separa el agua en hidrógeno y oxígeno mediante una membrana permeable de protones utilizando la electricidad procedente de fuentes de energías renovables. Los aspectos clave de este proceso son su alto nivel de eficiencia, la gran calidad del gas producido y su funcionamiento fiable, sin productos químicos ni impurezas.

La electricidad utilizada para la fabricación de los electrolizadores procederá en su totalidad de fuentes renovables.

El hidrógeno verde, aquel generado a partir de energías renovables, es un elemento clave para la sustitución de los combustibles fósiles. El hidrógeno puede servir como medio de almacenamiento y también como materia prima para otras aplicaciones, incluidos los combustibles sintéticos. Pero las moléculas de hidrógeno también pueden utilizarse directamente como fuente de energía para generar electricidad y calor, en lugar del gas.

En combinación con una expansión masiva de las energías renovables, es una forma de garantizar el éxito de la transición energética. Las vías para producir hidrógeno verde y sus productos derivados son conocidas, por lo que la tarea ahora es escalar la producción a volúmenes industriales.

En esta nota

Comentarios