Sapag

Sapag aseguró que el conflicto en Europa "generará un cambio en las reglas de juego internacionales"

El exmandatario neuquino resaltó la necesidad de aprovechar los caminos que se abren para Argentina.

El exgobernador de la provincia de Neuquén, Jorge Sapag, analizó el panorama internacional actual y destacó la importancia de aprovechar la ventana de oportunidades comerciales que aparecen para la Argentina. En comunicación radial, el exfuncionario hizo hincapié en la necesidad de evaluar “la manera de lograr un incremento en las exportaciones a través del Océano Atlántico y del Pacifico” y aseguró que, tras el conflicto entre Rusia y Ucrania, “va a cambiar la fisonomía de Europa”.

“Se presentan oportunidades ahora para Argentina y para Neuquén” , expresó.

“No hay que aprovecharse de las guerras, pero va a cambiar el mundo. Los países europeos y Estados Unidos han adoptado sanciones muy severas, tanto sanitarias como tecnológicas y comerciales contra Rusia. Esto va a traer un efecto y un corrimiento en el mundo de abastecimientos distintos, y le da a Argentina, en materia de alimentos y en materia de energía, una muy buena posibilidad”, agregó Sapag.

En este sentido, el exgobernador neuquino indicó que "la importación del gas ahora en invierno, en barcos, cada vez es menor, porque la cuenca neuquina ha venido a suplir con los no convencionales y con Vaca Muerta, con el shale, y también con el tight”.

“Ojalá podamos tener libre disponibilidad para exportación y ojalá que se respeten los precios internacionales por parte de los gobiernos nacionales, que no se tienten con el precio que beneficia transitoriamente la exportación”, manifestó.

“Cuando los precios están altos, vemos funcionarios que empiezan a pensar que ese sobreprecio entre el mercado interno y el mercado internacional puede ser utilizado; pero hay que pensar que las empresas para producir y para invertir necesitan tener un buen valor”, indicó Sapag.

Asimismo, el dirigente sostuvo: “Hoy el precio del gas de barco debe estar entre 40 y 60 dólares. Es una oportunidad para las empresas, para que piensen en las plantas de licuefacción y no solamente en hacer gasoductos. Estados Unidos que importaba gas por barcos, ahora exporta a raíz de los desarrollos no convencionales”.

“El impacto económico y social de este desafío de Rusia a Europa va a generar un cambio en las reglas de juego internacionales. Va a traer cambios fenomenales en la economía mundial y Argentina tiene que ser muy ágil para posicionarse rápido en materia de energía, alimentos y minerales. Esta oportunidad la tenemos que aprovechar, pero yo no hablo de la guerra, sino de la situación económica que va a surgir después del conflicto. Ahí es donde tenemos que ser inteligentes y apostar al trabajo, a la responsabilidad, el esfuerzo, como hicieron nuestros pioneros”, concluyó el exmandatario.

En esta nota

Comentarios