Ruta

La Ruta 40, de Ushuaia a Salta, es un icónico corredor eléctrico

A lo largo de esa importante ruta nacional se desplegó una red de infraestructura de carga de 5.200 kilómetros y 62 estaciones para vehículos eléctricos, como parte de un corredor panamericano inédito.

Viajar en vehículo eléctrico desde el extremo norte de la Argentina hasta la parte más austral del país es una realidad, mediante el primer corredor de carga de vehículos eléctricos que se extiende a lo largo de la Ruta Nacional 40 (RN40). Es la red que la empresa Enel X desplegó a lo largo de la ruta que atraviesa todas las provincias, desde Tierra del Fuego hasta Salta.

Así se suma a la infraestructura de electromovilidad uno de los caminos más icónicos del país, como parte del primer corredor panamericano 100% eléctrico que se crea en 11 países de la costa oeste de América y a lo largo de la Cordillera de los Andes.

El desarrollo se condice con las conclusiones de un informe de la Asociación de Concesionarios de Automotores (Acara), que registró que la cantidad de vehículos híbridos y eléctricos patentados en el país pasó de 1.610 en 2020 a 3.760 en 2021, un crecimiento que se asegura se acelerará en los próximos años y debe ir acompañado de una red de carga acorde.

Esta infraestructura ya no depende de las tradicionales estaciones de servicio, sino que por las características de aprovisionamiento se prevé su crecimiento en una diversidad de espacios como shoppings, cines, hoteles, supermercados o todo punto que cuente con estacionamientos amplios.

WhatsApp Image 2021-12-17 at 5.45.01 PM.jpeg

Conectar América del Sur

En general, el tiempo de carga parcial de cada batería de litio que equipa a los vehículos eléctricos depende de la potencia de la infraestructura por lo que en puntos de 50kw requiere un tiempo mínimo de permanencia de 25 minutos, lo que se extiende a 60 minutos a 22kw, o a 3 horas en 7,0kw o el doble en 3,5kw.

Enel X es un proveedor global de infraestructura de movilidad eléctrica y soluciones en red, con alrededor de 130.000 puntos de carga de vehículos eléctricos inteligentes públicos y privados, disponibles en todo el mundo; y mediante los acuerdos de interoperabilidad, está ampliando su red para impulsar la movilidad eléctrica transfronteriza.

Con el mismo objetivo, el nuevo corredor de carga Panamericano facilitará la electrificación en América del Sur, aseguran en el grupo italiano que en el país tiene las concesiones de la distribuidora Edesur y la represa de El Chocón entre otros activos.

En territorio argentino, la ruta abarca 5.200 kilómetros, desde Ushuaia hasta San Antonio de los Cobres, en la provincia de Salta, muy cerca del conocido Tren de las Nubes. Ese recorrido cuenta en total con 62 puntos de recarga eléctrica, cuya distancia promedio entre sí es 160 kilómetros, lo que hace más seguro y distendido el recorrido, pues permite calcular el trayecto según el consumo de la batería.

La mayoría de los puntos están en lugares turísticos, como posadas u hoteles, centros de compra, edificios municipales y en la vía pública. En Calafate, donde los viajeros pueden admirar el glaciar Perito Moreno, es posible cargar la batería; o en Caviahue, una tierra de hadas cerca de un volcán vivo.

La app JuicePass

Cada uno de los puntos es visible en la aplicación de Enel X, JuicePass, que permite a los usuarios administrar todos los servicios de carga disponibles y gestionar la forma de pago de cada carga. La aplicación ofrece múltiples perfiles de usuario, según las necesidades de los clientes.

JuicePass también funciona con todas las redes de carga públicas compatibles.

Juan Erize, responsable de Enel X Argentina, afirmó que la creación de este corredor 100% eléctrico es un proyecto de larga duración que, si bien hoy permite la interconexión eléctrica de poco más de la mitad del país, en el futuro conectará a más ciudades, que poco a poco irán cambiando “para ser más inteligentes y sustentables”. El Corredor Eléctrico Panamericano de Carga, que ya aparece en el documental Long Way Up, facilita la movilidad eléctrica entre Ensenada, la península de Baja California en México y Ushuaia, la capital fueguina que se convirtió en el punto más austral con una instalación de carga de vehículos eléctricos. Algunos lugares icónicos que conecta la ruta incluyen más allá de la Argentina, las Torres del Paine, y San Pedro de Atacama, en Chile; el Palacio de Sal en Bolivia; la antigua ciudad inca de Cuzco, en Perú, entre muchos puntos.

La compañía destacó que a través del Programa de Impulso a la Economía Circular aplicado a todo su portafolio, las infraestructuras de recarga son más circulares no solo en las fases de uso sino a lo largo de todas las etapas de vida del producto, partiendo por combinar el suministro de energía renovable con el plástico reciclado para las cajas y maximización de repuestos durante las fases de instalación y mantenimiento.

En esta nota

Comentarios