ruso

La Unión Europea quiere prohibir el petróleo ruso

La jefa de la Comisión Europea propuso hoy un embargo gradual de petróleo ruso.

Por Jan Strupczewski y Kate Abnett

ESTRASBURGO (Reuters) -La jefa de la Comisión Europea propuso hoy un embargo gradual de petróleo a Rusia, así como sanciones a su principal banco y la prohibición de las emisoras rusas en las ondas europeas, lo que serían las medidas más duras hasta ahora para castigar a Moscú por su guerra en Ucrania.

La sexta ronda de sanciones de la UE, si es aprobada por los Gobiernos de la UE, marcaría un punto de inflexión para el mayor bloque comercial del mundo, que depende de la energía rusa y debe encontrar suministros alternativos en un momento en que los precios de la energía están subiendo.

La reticencia a imponer sanciones que perjudiquen tanto a las economías de la UE como a Moscú se desvaneció en las últimas semanas, en las que la invasión rusa de Ucrania ha generado horribles imágenes de matanzas en ciudades y preocupación por una nueva ofensiva en el este del país.

La jefa de la Comisión Europea dijo que Moscú debe afrontar las consecuencias, escenificando el enfado generalizado en Occidente por la campaña del presidente ruso Vladimir Putin en Ucrania —que según Moscú es una "operación militar especial" para derrotar a peligrosos nacionalistas—.

"Putin debe pagar un precio, un alto precio, por su brutal agresión", dijo Ursula von der Leyen ante el Parlamento Europeo en Estrasburgo.

"Hoy propondremos prohibir todo el petróleo ruso en Europa", dijo entre aplausos en la cámara.

Las medidas de la Comisión incluyen la eliminación progresiva de los suministros de crudo ruso en un plazo de seis meses y de productos refinados para finales de 2022. Von der Leyen se comprometió a minimizar el impacto en las economías europeas.

El precio del crudo Brent subía alrededor de un 3% hasta superar los 108 dólares por barril en las primeras operaciones.

Si se acuerda, el embargo seguiría a Estados Unidos y Reino Unido, que ya han impuesto prohibiciones para cortar una de las mayores fuentes de ingresos de la economía rusa, ya que Occidente compra más de la mitad de su crudo y productos petrolíferos a Rusia.

"Estamos abordando nuestra dependencia del petróleo ruso. Y seamos claros, no será fácil porque algunos Estados miembros dependen fuertemente del petróleo ruso, pero simplemente tenemos que hacerlo", dijo Von der Leyen.

Se espera que los embajadores de los 27 Estados de la UE aprueben las propuestas de la Comisión esta misma semana, lo que permitirá que se conviertan en ley poco después.

¿HUNGRÍA PONE LA ZANCADILLA?

Sin embargo, Hungría ha indicado que podría hacer fracasar el último paquete de sanciones de la UE.

Aunque, junto a Eslovaquia, se le dará hasta finales de 2023 para desprenderse del petróleo ruso debido a su elevada dependencia, Budapest dijo que la propuesta no explicaba cómo se garantizaría su seguridad energética.

"No vemos ningún plan o garantía sobre cómo se podría gestionar una transición basada en las propuestas actuales, y cómo se garantizaría la seguridad energética de Hungría", dijo el portavoz del Gobierno húngaro, Zoltan Kovacs.

Además del petróleo, la última ronda de sanciones afectará a Sberbank, la principal entidad financiera de Rusia, así como a otros tres bancos, que se suman a varios bancos que ya han sido excluidos del sistema de mensajería SWIFT.

En esta nota

Comentarios