Rusia

BP abandona su participación en la petrolera rusa Rofnet

BP, el mayor inversor extranjero en Rusia abandonará su participación en la petrolera estatal Rosneft con un costO de hasta 25.000 millones de dólares.

Por Ron Bousso y Nerijus Adomaitis (Reuters) - La empresa energética BP abrió un nuevo frente en la campaña de Occidente para aislar la economía de Rusia, con su decisión de abandonar el país rico en petróleo, la medida más agresiva hasta ahora de una empresa en respuesta a la invasión de Ucrania por parte de Moscú.

Los aliados occidentales han intensificado sus esfuerzos para castigar a Rusia con nuevas sanciones que incluyen el cierre de su espacio aéreo a los aviones rusos, la exclusión de algunos de sus bancos de la red financiera SWIFT y la limitación de la capacidad de Moscú para desplegar sus reservas de divisas de 630.000 millones de dólares, unas series de medidas que podrían dañar seriamente la economía del país.

Hoy, el rublo se desplomó casi un 30% hasta alcanzar un mínimo histórico frente al dólar.

BP, el mayor inversor extranjero en Rusia, dijo que abandonará su participación en la petrolera estatal Rosneft con un coste de hasta 25.000 millones de dólares, reduciendo sus reservas de petróleo y gas a la mitad.

El abrupto movimiento de la compañía británica pone en el punto de mira a otras corporaciones occidentales con operaciones en Rusia, en un contexto de creciente presión de los Gobiernos para apretar las tuercas financieras a Moscú después de que el Kremlin lanzara el mayor asalto a un país europeo desde la Segunda Guerra Mundial.

El grupo energético Equinor, de propiedad mayoritaria del Estado noruego, dijo el lunes que comenzará a desprenderse de sus empresas conjuntas en Rusia. El fondo soberano de Noruega, el mayor del mundo, también se desprenderá de sus activos rusos, valorados en unos 25.000 millones de coronas noruegas (2.800 millones de dólares).

En una videollamada el domingo, el jefe del mercado interior de la Unión Europea dijo a los directores ejecutivos de Alphabet y su unidad de YouTube que prohibieran a los usuarios la propaganda de guerra como parte de las medidas para frenar la desinformación sobre Ucrania.

La UE ha prohibido los medios de comunicación rusos RT y Sputnik, y Google (del grupo Alphabet) ha impedido que el medio estatal ruso RT y otros canales reciban dinero por anuncios en sus sitios web, aplicaciones y vídeos de YouTube, de forma similar a la medida adoptada por Facebook tras la invasión.

UNA ZONA PROHIBIDA

En una medida sin precedentes, los países europeos y Canadá cerraron su espacio aéreo a los aviones rusos, y Estados Unidos está estudiando una medida similar, según responsables estadounidenses.

Las empresas estadounidenses United Parcel Service Inc y FedEx Corp, dos de las mayores empresas de logística del mundo, han declarado que van a suspender el servicio de entrega a Rusia y Ucrania.

Gran parte de la economía rusa será una zona prohibida para los bancos y las empresas financieras occidentales tras la decisión de excluir a algunos de sus bancos de SWIFT, un sistema de comunicación segura utilizado para transacciones por valor de billones de dólares en todo el mundo.

Incluso la neutral Suiza probablemente seguirá a la Unión Europea en la sanción a Rusia y en la congelación de sus activos, según dijo su presidente el domingo.

Los ciudadanos rusos han hecho cola en los cajeros automáticos durante el fin de semana, preocupados por que las nuevas sanciones provoquen escasez de efectivo y perturben los pagos.

En esta nota

Comentarios