Reino Unido

Johnson: "Creemos que podemos llegar a una producción total de energía renovable para 2035"

En el mes de noviembre se llevará adelante la cumbre ambiental COP26, en la ciudad de Glasgow, Escocia.

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, aseguró que la nación trabajará para lograr una producción completamente abastecida por energías limpias hacia mediados de la próxima década.

"Considerando lo que podemos hacer con otras fuentes renovables, con la captura y el almacenamiento de dióxido de carbono, con el hidrógeno, potencialmente creemos que podemos llegar a una producción total de energía renovable para 2035", afirmó Johnson a la prensa internacional.

El próximo mes de noviembre, en Glasgow, Escocia, se llevará adelante la cumbre ambiental COP26, donde estarán presentes líderes de todo el mundo bajo el objetivo de marcar el camino para evitar las consecuencias del calentamiento global y evaluar estrategias de descarbonización.

En este contexto y en medio de una crisis de abastecimiento de combustible, el Gobierno británico se comprometió a prohibir nuevos vehículos que emitan gases contaminantes al año 2040 y destacó que el país “se convirtió en un productor líder de energía eólica marina en los últimos años”.

Según informó la agencia AFP, Johnson resaltó “el potencial de la tecnología verde para disminuir la dependencia exterior” y expresó: “Por primera vez el Reino Unido no dependerá de los hidrocarburos procedentes del extranjero, con todos los vaivenes de los precios y los riesgos que eso supone para el bolsillo de la gente".

panel-solar-1.jpg

"El consumidor dependerá de nuestra propia generación de energía limpia, lo que nos ayudará también a mantener los costos bajos", sostuvo el dirigente.

Días atrás, en una entrevista realizada con el medio The Times, el primer ministro afirmó que el país "debe volver a la energía nuclear" y reemplazar sus reactores envejecidos.

Por otra parte, a raíz de la crisis económica causada por la pandemia de coronavirus y el Brexit, las cadenas de suministro de la nación comenzaron a presentar una notable escasez de mano de obra, lo que produjo pánico en los habitantes.

La falta de camioneros generó escenas caóticas y alarmantes en las principales ciudades de Reino Unido la semana pasada, con largas colas de conductores en las estaciones de servicio. De acuerdo a la Asociación de Minoristas de Gasolina, alrededor del 22% de los surtidores en Londres y el sureste seguían sin combustible hasta ese entonces, con demoras de 10 días para volver a abastecerse nuevamente.

En esta nota

Comentarios